Bizcocho de vainilla y chocolate

ESTA PUBLICACIÓN PUEDE CONTENER ENLACES DE AFILIADOS. CONSULTE MI POLÍTICA DE DIVULGACIÓN COMPLETA PARA OBTENER MÁS DETALLES.

Bizcocho de vainilla y chocolate para desayunar o merendar. Un delicioso bizcocho muy suave, y con un montón de gotas de chocolate. Y para terminar, una capa de chocolate, para llenarte de energía. Opcional, pero riquísima.

Si te gusta tener un buen bizcocho para desayunar siempre en tu casa, te recomiendo algunos. Este bizcocho para desayunar en Navidad, es parecido a este mismo, pero con el chocolate más esparcido, y la miga más suelta. Si quieres el típico bizcocho para desayunar, te recomiendo este bizcocho de naranja, rico rico. ¿Te apetece un bizcocho diferente? Prueba este bizcocho de chocolate y queso, no te va a dejar indiferente.

Es un bizcocho que es fácil de hacer, aunque los ingredientes son un poco diferentes a los habituales en estos bizcochos. Se podría decir que son la parte fina de los ingredientes.

Vamos a utilizar harina de repostería, tamizándola dos veces, una vez cuando la mezclemos con la levadura, la sal y la harina de maíz. Y otra cuando la añadamos a la mezcla de los huevos.

El azúcar, no es el normal, vamos a utilizar azúcar impalpable o glas. Y la mantequilla que vamos a utilizar, será derretida. Todos estos ingredientes van a hacer que obtengamos un bizcocho con la miga más suave.

Al utilizar estos ingredientes, vamos a obtener una masa muy fina, y esto hará que las gotas de chocolate se vayan al fondo. No caigáis en la tentación de pasar por harina las gotas de chocolate para que no se hundan tanto, esa capa en el fondo es perfecta.

¿Podrías no hacer la capa superior de ganache? Si, claro que si, pero no queda tan rico.

Que haya una capa de bizcocho de vainilla, entre dos capas de chocolate, es algo ridículamente rico.

Vayamos a por la receta.

Bizcocho de vainilla con chocolate

Bizcocho de vainilla con chocolate

Course Postre
Prep Time 20 minutos
Cook Time 30 minutos
Autor Natalia

Ingredientes

  • 4 huevos a temperatura ambiente.
  • 120 gr de azúcar impalpable (glas).
  • 100 gr harina de repostería.
  • 20 gr de harina de maiz (maizena).
  • 2 gr sal fina.
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla.
  • 100 gr de mantequilla sin sal derretida.
  • 100 gr de gotas de chocolate negro.
  • 50 gr de chocolate con leche para derretir.
  • 1 cucharadita de levadura en polvo de repostería.

Instrucciones

  1. Empieza poniendo el horno a precalentar a 180ºC. Y prepara un molde de 20 cm de diámetro, para ello, lo mejor es poner papel de horno en el fondo y engrasar con mantequilla fondo y pared, y luego enharinar.

  2. Derrite la mantequilla en el microondas y reserva.

  3. Tamiza la harina junto a la maicena, la sal y la levadura. Reserva.

  4. En un bol grande, o en el bol de la batidora, pon los huevos con el azúcar. Bate a velocidad media alta, hasta que los huevos tripliquen su volumen.

  5. Añade la vainilla y la mantequilla sin dejar de batir, pero esta vez a velocidad baja. Es posible que el volumen de los huevos disminuya, es normal, pero intenta que sea lo menos posible.

  6. Tamiza nuevamente la mezcla de harina, e incorpórala con una espátula de silicona o similar, para que los huevos mantengan el volumen.

  7. Una vez que veas que no queda rastro de harina, vierte la masa en el molde. Y reparte las gotas de chocolate por toda la superficie de la masa, verás que se hunden, es así como tiene que ser.

  8. Hornea de 25 a 30 minutos en la rejilla central con calor arriba y abajo. A los 20 minutos, mira cómo va de cocido pinchando un palillo en el centro, y comprobando si sale limpio o no. Si ves que se está dorando mucho la superficie, puedes poner papel de aluminio por encima hasta que termine de hacerse.

  9. Una vez que los sacas del horno, deja que repose 5 minutos en el mismo molde.

  10. Pasa un cuchillo por dos el borde, para terminar de despegar el bizcocho del molde, y desmóldalo completamente, dejándolo enfriar sobre una rejilla.

  11. Una vez frio el bizcocho, funde los 50 gr de chocolate con leche, y repártelo, cuando se haya templado, por la superficie del bizcocho. Ya está listo para servir.

Notas

  • El chocolate por encima es completamente opcional. Si te gusta el chocolate, pero no en exceso, evita este paso. El bizcocho estará igual de bueno.
  • Guárdalo tapado, evitando el aire. Así te durará hasta tres días en perfecto estado.
  • ¿Te gustaría ver en el blog alguna receta en especial? Cuéntamelo.

¡Feliz día!

Deja un comentario

Calificación





*

Salir de la versión móvil