Cubitos de hielo I

Unos cubitos de hielo apropiados, no sólo enfrían una bebida, también la mejoran.

Cuando yo he pedido café con hielo, por ejemplo, al final lo que bebes es agua con un poquito de café… vale, yo soy de las que se toma el tiempo para beberlo 🙂
Os doy tres ideas para hacer cubitos de hielo y mejorar el cafecito de la tarde ..
Cubitos de hielo de café, para enfriar el café solo… hacer un café con leche bien fresco… para cualquier bebida que lleve un poco de café.
Cubitos de hielo de leche y de leche condensada.
Un café con leche bien frio… si te gusta la leche condensada, puedes poner todos los cubitos de esta, ó intercalarla… siempre las cosas a tú gusto.

Cuando quiero congelar líquidos, siempre utilizo bolsas para hacer cubitos, para mi, es muchísimo mas práctico, además que sacarlos, es facilísimo.

Con la leche condensada, es casi obligatorio 🙂 … nunca llega a congelarse tanto como para que se desprendan fácilmente de las cubiteras tradicionales.
Una cosa que debemos tener en cuenta, es que la leche condensada, empieza a derretirse casi al momento de sacarla del congelador. No os demoréis mucho para usarlos. En la receta os pongo como congelarla, porque tiene su truco 🙂
Vamos a por la receta… (por ponerla… )

Cubitos de hielo I

Tres formas bebidas para hacer cubitos de hielo algo distintos.

Prep Time 10 minutos
Autor Natalia

Ingredientes

Cubitos de hielo de café.

  • Café recién hecho.

Cubitos de hielo de leche.

  • Leche desnatada.

Cubitos de hielo de leche condensada.

  • Leche condensada.
  • Leche desnatada.

Instrucciones

Cubitos de café

  1. Necesitamos café recién hecho, que hemos dejado enfriar.
    Rellenamos la cubitera, o la bolsa de hacer cubitos, y metemos al congelados, en cuatro horas están (dependiendo de tu congelador).

Cubitos de leche

  1. Es igual de fácil que los de café, llenar la cubitera o la bolsa de hacer cubitos, y lo llevamos al congelador, en unas horas están.

Cubitos de leche condensada

  1. Para hacerlos, vamos a necesitar mezclar la leche condensada, porque ella sola no se congela.

  2. Utilizaremos el doble de leche desnatada y un poquito más.
    Contra más leche desnatada, mejor congelación, pero perdería sabor.
    Para mi, la mejor proporción es, la misma cantidad de leche desnatada que de leche condensada, más, un cuarto de la medida de leche desnatada. (Vamos.. un chorrín más de leche desnatada). 

  3. Rellenamos la bolsa de congelar cubitos y al congelador un mínimo de seis horas, aunque mejor de un día para otro. Tarda más en congelar.

Notas

  • Con la leche condensada, hay que utilizar bolsas de hacer cubitos, para que se pueda romper el plástico, con las cubiteras tradicionales, es bastante difícil sacarlos de una pieza.

Feliz verano!!

Deja un comentario

Calificación





*

Salir de la versión móvil