Pastelitos de hojaldre y limón

Pastelitos de hojaldre y limón, un dulce rápido de hacer y con muy pocos ingredientes. Y lo más importante, están muy ricos.

Es un postre, donde sólo vamos a necesitar hojaldre y lemon curd. El hojaldre necesita 25 – 30 minutos para prepararlo, contando el corte, el horneado y abrirlo para rellenarlo. Y el lemon curd o crema de limón podemos dejarla preparada el día anterior. Se hace bastante rápido, pero debemos utilizarlo frío, y quizá eso es lo que más tiempo lleva.

Si te gusta el sabor a limón, te invito a que mires estas recetas que tengo en el blog. La receta de Tarta de limón y merengue, muy rápida de realizar, con un merengue quemado que está para chuparse los dedos.

La tarta de limón con crema de queso, una layer cake que encanta a todo el mundo. Tanto el bizcocho como la crema, es fácilmente adaptable a cualquier sabor. Y su textura es tan agradable que gusta a pequeños y grandes. Una receta muy fácil es la de tarta de queso y limón sin horno.

¿Te gusta más el limón en bizcocho? Prueba este bundt cake de limón, increíblemente bueno para desayunar.
Y si prefieres un bizcocho con algo más, estos cupcakes de limón y merengue te van a encantar.

Como puedes ver en esta foto, estos pastelitos de hojaldre y limón son simples. Es un hojaldre crujiente, con crema de limón por dentro y cubierto de azúcar glas o impalpable. ¿Sencillo verdad? Pues están muy ricos.

Lo más complicado en esos Pastelitos de hojaldre y limón, es la crema de limón o lemon curd, pero presta atención a la receta y te saldrá perfecto. Hasta me atrevo a decir que utilizarás esta crema para más preparaciones, ya que está muy rica y llena de sabor.

Pastelitos de hojaldre y limón

Pastelitos de hojaldre y limón, un dulce rápido y fácil de hacer para momentos especiales. Esa mezcla de ácido con dulce no deja indiferente a nadie.

Course Postre

Ingredientes

  • 1 lámina de hojaldre preparado.
  • 5 yemas de huevos M.
  • 125 gr de azúcar.
  • 60 gr de mantequilla sin sal.
  • 110 gr de zumo de limón.
  • Azúcar glas o impalpable para decoración.

Instrucciones

  1. Lo primero que debes hacer es la crema de limón o lemon curd.

  2. En una cazuela, bate las yemas con el azúcar, hasta que estén bien integrados los ingredientes.

  3. Incorpora la mantequilla y el zumo de limón, remueve un poco y lleva la cazuela al fuego. A temperatura baja en un principio, hasta que se derrita la mantequilla.

  4. Sube un poco el fuego y sin dejar de remover espera hasta que espese la mezcla. No debe hervir en ningún momento, ya que se puede cortar.

  5. La crema debe estar suficientemente espesa para cubrir la cuchara, pero aún suficientemente líquida para escurrir.

  6. Cuando haya espesado, retírala del fuego y pasa la crema por un colador, desechando cualquier residuo que quede.

  7. Deja enfriar completamente antes de utilizar.

  8. Una vez que la crema esté fría, podemos preparar el hojaldre.

  9. Pon a precalentar el horno, en la temperatura que indique el fabricante del hojaldre. Normalmente varía entre 200ºC y 210ºC (los que yo utilizo habitualmente), mira en el envase lo que te recomienda el fabricante.

  10. Corta el hojaldre en triángulos, y colócalos sobre la bandeja del horno provista de papel de hornear en la base.

  11. Hornea el hojaldre hasta que se haya hinchado y dorado. Sácalo del horno y deja que se enfríe en la misma bandeja.

  12. Una vez que haya enfriado el hojaldre y también esté frío el lemon curd o crema de limón, podemos rellenarlos.

  13. Abre con cuidado los triángulos de hojaldre y rellena con la crema de limón, dos o tres cucharadas, como más te guste. Ve dejando los triángulos rellenos en la bandeja que vayas a servirlos.

  14. Una vez que los tienes rellenos y colocados en la bandeja, espolvorea un poco de azúcar glas o impalpable por encima de los pastelitos.

  15. Listos, guardalos en el frigorífico hasta la hora de servir.

Notas

  • Estos pastelitos te van a durar hasta cuatro días perfectamente, siempre que los mantengas en el frigorífico aislados del aire. En una caja de cartón están perfectos. El primer día el hojaldre estará crujiente, luego se irá ablandando. No se decirte cual de las dos versiones está más rica.
  • Recuerda que para saber cuando hay que retirar la crema del fuego, sacamos la cuchara de la crema y esta debe quedarse cubriendo la cuchara, pero a la vez tiene que escurrir lentamente.
  • No te desesperes si te parece que no espesa la crema, tarta un poquito en empezar a hacerlo, pero luego es muy rápido.

¡Feliz día!

Deja un comentario

Calificación





*

Salir de la versión móvil