Recetas de helados caseros

Recetas de helados caseros, para hacer con ingredientes comunes y de una forma bastante fácil de realizar.

Helado de chocolate.

Hoy vengo a reivindicar los helados simples, sabrosos para hacer en casa sin grandes complicaciones. Porque se pueden hacer, no es nada complicado y los sabores que puedes tener sólo están limitados por tu imaginación.

Base para hacer un helado

Para conseguir unos helados deliciosos, únicamente vas a necesitar una buena base, donde poder ir añadiendo ingredientes para dar sabor. Una buena base que tenga la textura cremosa adecuada y el dulzor equilibrado, además de ayudar a que no cristalice una vez que lo congelamos.

Esta base es de dos ingredientes muy comunes, y muy utilizados en repostería.

  • Nata para montar.
  • Leche condensada.

Estos dos ingredientes son la clave para hacer nuestros helados caseros. Incluso puedes poner sólo estos dos ingredientes y ya tienes un helado perfecto para acompañar un brownie de chocolate.

Pero lo mejor de todo, es que puedes empezar a jugar con distintos sabores y muchas combinaciones. El helado de chocolate de la primera fotografía es un ejemplo. Puedes jugar con distintos sabores, como el helado básico de dulce de leche, donde ya ponemos ingredientes sólidos como la almendra crocanti.

Helado de dulce de leche

Elaboración del helado

Una vez que tenemos ya la base (la nata para montar y la leche condensada) que siempre irán a partes iguales, podemos añadir los sabores que nosotros queramos. Si queremos añadir chocolate, fundimos chocolate y lo integramos, galletas, almendras , dulce de leche, naranja, fresas y un largo etc..
Ve experimentando con ingredientes, y debes ir probando el sabor. Siempre debes ir añadiendo los sabores de poco en poco. El sabor que tienes antes de congelar, será el sabor que tendrá el helado.

A la hora de congelar nuestra mezcla sin tener máquina, lo que tenemos que hacer es remover de vez en cuando la mezcla, para romper los mínimos cristales que puedan salir. Remueves bien a los 30 minutos, luego a la hora y una vez más otra hora después.

Importantísimo, cuando ya lo guardes hasta que lo vayas a servir, cubre el helado con papel film, pegándolo a la crema, y luego cierra el envase con su tapa. Y si puedes vuelve a envolver el envase con film. Tiene que quedar muy bien sellado.

Utiliza para guardar el helado, y envase que tenga buen cierre, ya que es super importante que no entre aire cuando está congelando, para que no se formen cristales.

Personaliza tus helados caseros

Acábalo como más te guste, se libre, no te cortes, crea lo que tu quieras.

Helado de galletas surtidas

Si quieres ver otros helados muy bonitos y muy ricos, mira estas recetas: Sandwich de helado de plátano, Helado de naranja con galleta y nueces caramelizadas, Helado de galletas surtidas (foto), o el helado de fresa y chocolate blanco. Todos estas recetas son sencillas y con ingredientes sencillos, perfectas para hacerlas en casa.

Helado de fresa y chocolate blanco

Estoy segura que con estas pocas indicaciones, puedes hacer unos helados sabrosísimos en tu casa, para servir a tus invitados y sobre todo para ti.

Espero que te haya gustado esta entrada de recetas de helados caseros, y que no te agobie toda la información sobre la elaboración de los helados. Aquí te he mostrado una forma simple pero efectiva de hacer unos helados increíbles.

Deja un comentario

Calificación





*

Salir de la versión móvil