Tarta de queso y leche condensada

ESTA PUBLICACIÓN PUEDE CONTENER ENLACES DE AFILIADOS. CONSULTE MI POLÍTICA DE DIVULGACIÓN COMPLETA PARA OBTENER MÁS DETALLES.

Ir a la Receta

Tarta de queso y leche condensada. Para aquellas personas, que adoran ese dulzor característico de la leche condensada, y esa suavidad y toque de sabor del queso de untar, es una auténtica delicia.

Ahora para verano, poder hacer un postre que no tengas que utilizar horno, de pocos ingredientes y que te lleva poco tiempo, es un verdadero acierto.

Si eres una persona que sigue mi blog, entonces conocerás mi debilidad por las tartas de queso. En esta página, hay tantas tartas de queso que estoy segura de que alguna de ellas se va a convertir en tu preferida.

Una de las que más he preparado, y que más me gusta, es la receta de tarta de queso o cheesecake mejorado, es espectacular. Es una tarta muy suave, cremosa, y con varias texturas. Y con un puntito ácido que la vuelve increíblemente deliciosa.

Una tarta muy famosa, que deberías probar si aún no lo has hecho, es la famosa tarta de queso del restaurante La Viña. Esta es una tarta que no deja indiferente a nadie.

Si te gusta salirte de las típicas tartas de queso, o prefieres otro tipo de tartas de queso, te recomiendo que veas estas recetas. Tartas de queso y limón sin horno, una tarta muy fácil y rica. Tarta mousse de queso, fresa y melocotón, una delicia muy dulce. ¿Quieres un postre para un momento especial? Mira la receta de crema de caramelo, queso y praliné, realmente deliciosa y preciosa a la vista.

Vas a ver que esta tarta de queso y leche condensada, es muy fácil de hacer y lleva muy pocos ingredientes. Únicamente vas a necesitar, galletas y mantequilla para la base, y para el relleno queso, leche condensada y gelatina. Y bueno, como acompañamiento frambuesas y vainilla. Que si bien, los ingredientes de acompañamiento no son imprescindibles, si que son aconsejables, ya que añaden ese puntito que hacen a la preparación especial.

Vamos a por la receta.

Tarta de queso y leche condensada

Tarta de queso y leche condensada, un dulce suave en textura y suave en sabor. Perfecto para los días calurosos. Fácil y rápido de realizar y con muy pocos ingredientes.

Course Postre
Tiempo de reposo 4 horas
Autor Natalia

Ingredientes

Ingredientes para la base

  • 160 gr de galletas maría doradas.
  • 90 gr de mantequilla derretida.

Ingredientes para el relleno de la tarta

  • 300 gr de queso de untar.
  • 300 gr de leche condensada.
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla.
  • 1 cucharada de gelatina en polvo neutra.

Instrucciones

Preparación de la base

  1. El molde que se utiliza en esta receta, es un molde rectangular de 11 cm de ancho y 34 cm de largo.

  2. Tritura muy bien las galletas y añade la mantequilla derretida. Remueve muy bien la mezcla para que se distribuya muy bien la mantequilla.

  3. Pon esta mezcla en el molde, y reparte por el fondo y los lados, de forma igualitaria. Presiona hasta que quede bien compacta toda la mezcla sobre las paredes y fondo del molde. Mete el molde en el frigorífico mientras preparas el relleno.

Preparación de la mezcla

  1. Pon en un baso la gelatina en polvo neutra y añade tres cucharadas de agua, para que se hidrate. Reserva.

  2. En un bol, bate el queso hasta suavizarlo. Añade la leche condensada y la vainilla, bate de nuevo hasta que todo esté muy bien mezclado.

  3. Calienta la gelatina un poco en el microondas hasta que esté líquida. Si la has calentado mucho, espera hasta que esté templada.

  4. Batiendo la mezcla, añade la gelatina en forma de hilo, y mezcla muy bien.

  5. Seguido, pon el resultado en el molde que tenías en el frigorífico. Actúa rápido porque ya se estará cuajando. Alisa la superficie y llévalo al frigorífico durante cuatro horas mínimo.

  6. Una vez que lo vayas a servir, desmolda y pon la tarta donde vayas a servirla. Corta las porciones, y decóralas con las frambuesas y galleta triturada.

Notas

  • Guarda la tarta en el frigorífico hasta la hora de servir.
  • Es aconsejable que antes de añadir la gelatina, saques el molde del frigorífico y ponlo cerca. Deberás actuar rápido una vez mezcles la gelatina.
  • Dependiendo de la marca o clase de gelatina que utilices, la forma de prepararla y la cantidad puede ser distinta. Lee las indicaciones del fabricante y sigue sus instrucciones.

Deja un comentario

Calificación





*

Salir de la versión móvil