Go Back

Tarta mousse de nata y frutos rojos

Tarta mousse de nata y frutos rojos, una tarta aterciopelada y con un rico sabor a nata.
Plato Postre
Autor Natalia

Ingredientes

  • 50 gr de galletas tipo María
  • 25 gr de mantequilla sin sal
  • 6 láminas de gelatina sin sabor.
  • 500 ml de nata para montar
  • 300 gr de azúcar.
  • 150 gr de queso de untar.
  • Frutos rojos variados.

Elaboración paso a paso

  1. Lo primero es preparar el molde. Necesitamos un molde redondo de 18 cm de diámetro y una altura de 5 cm mínimo. Forramos el interior del molde, primero forramos la base, con un papel mayor del diámetro para poder sujetarlo con el molde al cerrarlo. Y pondremos una tira de 5 cm de ancho por todo el lateral.
  2. Trituramos muy bien las galletas y mezclamos con la mantequilla derretida. Ponemos esta mezcla en la base del molde, distribuimos uniformemente y la compactamos apretando con los dedos o con ayuda de algún utensilio. Metemos el molde al frigorífico mientras hacemos la mousse.
  3. Ponemos a hidratar la gelatina. Ponemos las láminas de gelatina en un recipiente con agua y las dejamos unos minutos que se hidraten. Sabremos que están hidratadas porque se volverán muy blanditas y maleables.
  4. Apartamos en un vaso, unos 200 ml de la nata que tenemos, el resto, la vamos a poner a montar. Cuando veamos que está poniéndose cremosa, añadiremos el azúcar sin dejar de batir.
  5. Seguimos batiendo hasta que esté casi montada, cuando nuestras varillas ya dejen marcas que se mantengan en la nata.
  6. Cuando esto ocurra, añadiremos los 150 gr de queso de untar y volveremos a batir, hasta que las marcas estén más definidas y se vean un poco amarillentas. Reservamos.
  7. Calentamos la nata que tenemos apartada en el microondas unos segundos, tiene que estar caliente pero sin llegar a hervir. Sacamos la gelatina del agua que ya estará hidratada y escurrimos el exceso de agua. Ponemos la gelatina en la nata que hemos calentado y removemos bien para que se disuelva.
  8. Una vez disuelta la gelatina, vamos a mezclarla con la nata que tenemos montada. Añadiremos está mezcla despacio, en forma de hilo mientras volvemos a batir la nata ya montada para que se mezcle todo bien.
  9. Una vez que tenemos todo bien mezclado, pasamos la preparación al molde que tenemos preparado. Repartiéndola bien, para que nos nos queden burbujas de aire. Alisamos la superficie, y la llevamos al frigorífico hasta que la gelatina haga su efecto y solidifique la mezcla.
  10. En unas 4 o 5 horas (incluso antes) ya tenemos la tarta lista. Sacamos del frigorífico y desmoldamos sobra la superficie que vayamos a utilizar para servir la tarta.
  11. Adornaremos con los frutos rojos que hayamos decidido, previamente lavados y ya secos. Lista para servir.

Notas de la Receta

  • Forrar el molde es opcional, pero muy recomendable para poder desmoldar fácilmente después. El papel que ponemos en la base, tiene que ser de mayor diámetro para que podamos meter después una espátula fácilmente. Si quieres servir la tarta en la misma base del molde, no pongas papel. Si prefieres no cubrir los laterales, acuérdate de pasar un cuchillo o espátula por todo el lateral antes de desmoldar, o se romperá la tarta.
  • ¿no tienes láminas de gelatina, pero tienes gelatina en polvo? El procedimiento es el mismo. Pon la gelatina a hidratar y luego caliéntala en el microondas.
  • ¿Te gustaría ver alguna receta en especial en el blog? Cuéntamelo y la cocino para ti.