Go Back
Print

Buttercream o crema de mantequilla para hacer flores

Una crema especial para hacer flores. Textura perfecta y maravilloso sabor.
Autor Natalia

Ingredientes

  • 450 gr de mantequilla sin sal fría.
  • 145 gr de claras de huevo naturales a temperatura ambiente.
  • 10 gr de azúcar*.
  • 50 gr de agua.
  • 155 gr de azúcar*.
  • 5 gotas de extracto del sabor que más nos guste.

Instrucciones

  1. Lo primero que vamos a hacer, es mojar y escurrir una toalla, y seguido meterla al congelador. (De la toalla he hablado en el texto de la entrada).
  2. En una cazuela, ponemos el agua con los 115 gr de azúcar, y empezamos a formar el caramelo a fuego medio - alto. Metemos ya el termómetro de azúcar, para controlar la temperatura.
  3. En cuanto nos suba la temperatura a 100ºC, ponemos a montar las claras a velocidad alta. En cuanto empiecen a espumar, agregamos los 10 gramos de azúcar sin dejar de batir.
  4. Cuando nuestras claras estén montadas y el caramelo que está en el fuego alcance los 118ºC, incorporamos el caramelo a las claras, con la batidora en funcionamiento a velocidad media - alta.
  5. Apagamos el caramelo y seguido se lo agregamos a las claras en forma de hilo y sin tocar las varillas. Es mejor que toque la pared del recipiente de la batidora que las varillas y nos pueda quemar.
  6. Sacamos nuestra toalla del congelador, y se la vamos a poner alrededor* del recipiente de la batidora. Este recipiente quemará muchísimo, así que cuidado al hacerlo.
  7. Ponemos nuestra batidora a velocidad alta, y esperamos a que monte el merengue. Tardará varios minutos, hasta conseguir un merengue bien montado y frío. Debemos conseguir un merengue duro, que mantenga la forma.
  8. Mientras está formándose el merengue, sacamos la mantequilla del frigorífico y la cortamos en cuadrados relativamente grandes. Reservamos hasta que se monte el merengue, ya fuera del frigorífico.
  9. Una vez que se monte el merengue, bajamos la velocidad de la batidora al mínimo y añadimos la mantequilla, cuadrado a cuadrado, dejando unos 10 segundos entre uno y otro.
  10. Seguimos a velocidad baja, hasta que la mantequilla esté casi incorporada. El aspecto que tiene, es como si la mantequilla se hubiese dividido en trocitos muy chicos, incluso puede parecer que se ha cortado, ya que el merengue bajará, pero no, es así.
  11. Cuando tenga este mal aspecto, subimos la velocidad al máximo, y esperamos a que se forme. Esto lleva bastante tiempo. De vez en cuando, bajaremos la crema de los laterales, y sacaremos la que está dentro de las varillas. En una de estas veces, añadimos el extracto.

  12. Una vez que veamos que la crema se ha vuelto uniforme, miraremos si está muy húmeda aún, al pasar una espátula de silicona por el fondo veremos si quedan residuos de la crema o no. Seguimos batiendo hasta que al pasar la espátula, se lo lleve ‘en bloque’ y nuestra crema no esté ‘tan húmeda’. Es difícil de describir (al menos para mi), pero muy fácil de observar.
  13. Una vez la tengamos, pasamos nuestra crema a un recipiente de cristal, lo tapamos con film, y lo llevamos 15 minutos al frigorífico. Después de esos minutos estará lista para utilizarse.

Notas

  • He separado las cantidades de azúcar en los ingredientes por comodidad, para no tener que estar pesando el azúcar una vez que empecemos la receta.
  • La toalla congelada es necesaria para mantener el frío, pero por favor tened cuidado. Si tenéis una batidora de pie que no tiene apenas sitio para meter la toalla entre el pie y el recipiente, no forcéis, os tocará sujetar la toalla. Si tenéis sitio, al pasarla, cuidado de no desenroscar el recipiente. Y por favor, tened cuidado con no acercar la toalla al enchufe, cable… Quiero que enfriéis el recipiente (bol) no que os electrocutéis. (En una foto se observa cómo está puesta). 
  • ¿Te gustaría ver alguna receta en especial en el blog? ¡Cuéntamelo!