Go Back

Tarta de lima fácil

Tarta de lima fácil y sin horno. Una tarta perfecta para el verano, tanto por el refrescante sabor, como la simplicidad para hacerla.
Plato Postre
Raciones 8 raciones
Autor Natalia

Ingredientes

Ingredientes para la base de la tarta

  • 145 gr de galletas tipo digestive.
  • 30 gr de mantequilla derretida.
  • El zumo de una lima.
  • 1/4 cucharadita de gelatina neutra en polvo.

Ingredientes para tarta

  • 370 gr de leche condensada.
  • 175 ml de zumo de lima (3/4 cup, unas 4 limas).
  • 1 cucharada de gelatina neutra en polvo.
  • 500 ml de nata para montar.
  • Colorante verde opcional.

Elaboración paso a paso

Elaboración de la base para la tarta.

  1. Vamos a utilizar un molde de 18 cm de diámetro desmontable.

  2. Empezamos triturando las galletas hasta volverlas polvo.

  3. En un vaso, ponemos el zumo de lima junto con la gelatina, y calentamos la mezcla en el microondas para que se disuelva esta.

  4. Añadimos a las galletas trituradas, la mantequilla derretida y la mezcla de zumo de lima y gelatina. Mezclamos bien.
  5. Extendemos esta mezcla por la base del molde, dejando una fina capa, y por los laterales con el sobrante.
  6. Metemos en el frigorífico mientras realizamos la mezcla de la tarta.

Elaboración del cuerpo de la tarta.

  1. En un vaso ponemos el zumo de lima con la gelatina, y lo calentamos en el microondas. Sacamos y removemos bien, para que la gelatina se deshaga del todo, y pierda algo de calor.
  2. Cuando el zumo esté casi frío, ponemos en la licuadora la leche condensada y el zumo con gelatina. Mezclamos hasta que sea una crema homogénea y haya espesado un poco.
  3. Añadimos la nata para montar y volvemos a poner en marcha nuestra licuadora. Se nos va a quedar una mezcla más líquida, pero está correcto. Si vamos a dar un poco de color a la mezcla, añadimos en este momento una gota de colorante, este paso es opcional.
  4. Una vez bien combinado todo, pasamos esta mezcla al molde que tenemos en el frigorífico con las galletas.
  5. Alisamos la superficie, y damos unos golpes al molde, por si tuviese alguna burbuja de aire. Sólo necesitamos levantar unos centímetros ( 2 o 3 cm ), y luego dejar caer el molde sobre la mesa. Repetimos tres o cuatro veces.
  6. Llevamos nuevamente el molde al frigorífico y lo dejamos reposar varias horas.
  7. Cuando este cuajada nuestra tarta, pasamos un cuchillo por todo el lateral del molde, (entre las galletas y el molde), y desmoldamos.
  8. Cuando vayamos a servirla, podemos añadir nuestra decoración de nata montada. Podemos montar la nata nosotros mismos, o podemos utilizar una que ya viene preparada (como es este caso) y entonces la añadiremos en el último momento.

Notas de la Receta

  • Es una tarta que queda muy cuajada, se puede coger con los dedos las porciones. Si quieres una más suave, debes rebajar la cantidad de gelatina, quitando un cuarto de cucharada.
  • Si utilizas nata para la decoración, que montas en casa y estabilizas de alguna manera (con queso o gelatina), puedes ponerla con antelación. Si utilizas nata ya preparada (de bote), es mejor que la pongas en el último momento, ya que tiene a bajarse rápidamente.
  • Si quieres otro formato para esta tarta, por ejemplo más baja y cuadrada o rectangular, esta receta es perfecta por lo compacta que queda. Tienes que tener en cuenta, el escoger un molde con unas dimensiones más grandes.
  • ¿Te gustaría ver en el blog alguna receta en especial? ¡Cuéntamelo!