Panna cotta de café con gelatina de caramelo

Panna cotta de café con gelatina de caramelo, un postre individual, rico, diferente y bonito para presentar.
Panna cotta de café con gelatina de caramelo

El sabor de este postre es intenso, ó quizá sea, que yo estoy acostumbrada a sabores más suaves 🙂
Es el típico que dices, ‘umm.. no estoy muy segura que me guste…’ ,pero que sigues comiendo hasta terminarlo.
Panna cotta de café con gelatina de caramelo¿Los vasitos? … Unos de caña  ?? .. miden 8 cm de diámetro y 6 cm de alto. Os los recomiendo para postres individuales 🙂

Lo primero de todo, de todo… busca la forma de mantener inclinados los vasos, y que no se puedan mover mientras los transportamos al frigorífico.
Hacer la gelatina de caramelo, también es relativamente fácil, pero buscar el punto, para que el caramelo no nos quede muy fuerte, es donde debemos tener cuidado. El caramelo, tiene que quedar justito dorado claro, antes de añadirle el agua. Después de añadirle el agua, se oscurecerá un poquito, así que hay que tener cuidado en este punto. También os recuerdo, tener cuidado cuando estemos trabajando con el caramelo, ya que alcanza temperaturas muy elevadas.
Panna cotta de café con gelatina de carameloAl hacer la panna cotta de café, vamos a utilizar café soluble, yo pongo unas medidas que a mi me gusta, pero te recomiendo que pruebes la preparación después de disolver el café, para decidir si necesita más azúcar o no. Si añades azúcar, hazlo antes de añadir la gelatina, y cerciónate que se disuelve completamente.
Panna cotta de café con gelatina de carameloLa decoración, las ralladuras que hay por encima, son chocolate con sabor a caramelo, un vicio, no lo probéis 🙂

Panna cotta de café con gelatina de caramelo.

Una receta fácil, sin horno, con un sabor fuerte y atípico. 

Course Postre
Servings 4
Autor Natalia

Ingredientes

Ingredientes para la gelatina de caramelo

  • 200 gr de azúcar normal.
  • 200 ml de agua.
  • 6 láminas de gelatina neutra. Puede variar, sigue las instrucciones del fabricante.

Ingredientes para la gelatina de café

  • 350 gr de nata para montar.
  • 100 gr de azúcar normal.
  • 2 cucharadas de café soluble.
  • 5 láminas de gelatina neutra. Puede variar, sigue las instrucciones del fabricante.

Instrucciones

  1. Vamos a empezar colocando los vasitos que hemos elegido de forma inclinada, y de tal modo que no se nos muevan cuando los traslademos.

  2. Primero hacemos la gelatina de caramelo.
    Ponemos en una cazuela el azúcar, a fuego lento, sin remover. Una vez que los bordes estén dorados, removemos con la misma cazuela, para que se vaya mezclando.

  3. Cuando tenga un color dorado claro, lo retiramos del fuego y le añadimos de poco en poco y removiendo con una cuchara de madera ó metal, el agua que estará hirviendo o muy caliente.

  4. Una vez añadida el agua, se habrán formado como grumos grandes, hay que llevarlo al fuego de nuevo, intentando que no se dore mucho más. Hasta que se deshagan. 

  5. Pon las láminas de gelatina neutra a remojo en agua fría, se hidratarán en poco tiempo. Cuando estén flexibles están para usarse, las escurrimos y agregamos a la preparación.

  6. Ya el caramelo retirado del fuego, dejamos que enfríe un poco, que baje la temperatura que tiene tan alta. Cuando aún esté caliente, le añadimos la gelatina y removemos hasta que esta se disuelva completamente.

  7. Repartimos la gelatina de caramelo entre los vasitos. Si lo creemos necesario, esperaremos hasta que esté templado para echarlo sobre el cristal.

  8. Los llevamos al frigorífico y esperamos a que solidifique.

  9. Preparamos la panna cotta de café, (una vez que la gelatina ya esté solidificada). 
    Ponemos a calentar la nata con el azúcar.
    Y ponemos a remojar las hojas de gelatina.

  10. Cuando esté caliente (evita que hierva), añadimos el café soluble y removemos hasta que todo esté disuelto. Lo probamos, si creemos que necesita un poco más de azúcar, este es el momento de añadirla.

  11. Retiramos del fuego, y añadimos las láminas de gelatina escurridas, a la preparación de la nata. Removemos hasta disolverlo. Esperamos a que enfríe un poco, sin que empiece a solidificar. 

  12. Ponemos los vasitos en posición natural, y repartimos la preparación en ellos. Los llevamos nuevamente al frigorífico.

  13. Cuando esté la gelatina dura, rallamos un poco de chocolate de caramelo por encima, y ya está para servir.

Notas

  • Recordar que no se debe dorar mucho el caramelo, la gelatina tendría un sabor demasiado fuerte.

Feliz verano!!

Deja un comentario

Calificación





*