Tarta de queso y frutos rojos

Tarta de queso y frutos rojos, compacta, suave y deliciosa…

Tarta de queso y frutos rojos
Obsesión por las tartas de queso, eso es lo que tengo. Ya tengo pensada otra ?Tarta de queso y frutos rojos

Según me he puesto a escribir esta entrada, ya se me ha ocurrido la forma de presentarla la próxima vez. Utilizaré un molde cuadrado, partiré cuadraditos, un poco de nata y la frambuesa por encima. tiene una textura perfecta para presentarla así, se puede coger perfectamente con los dedos.

Tarta de queso y frutos rojos

Es un poco liosa de hacer, no porque sea difícil, es porque hay que estar muy pendiente de que no se cuajen las cremas cuando estamos esperando.

Tarta de queso y frutos rojos

Aviso, no es muy dulce. Si eres de esas personas, que necesitas que un postre sea dulce, puedes añadirle más azúcar en el momento que está calentando, para que se disuelva bien.

Tarta de queso y frutos rojos

Tarta de queso y frutos rojos

Perfecta para convertirla en bocaditos de queso y frutos rojos. Queda tan firme que puedes cortarla con formas.

Course Postre
Servings 6

Ingredientes

  • 300 gr de queso de untar light.
  • 125 ml de nata de montar.
  • 125 ml de leche (desnatada).
  • 1 sobre de gelatina neutra (10gr).
  • 50 gr de azúcar normal.
  • 1/2 cucharadita de esencia de vainilla.
  • Mermelada de arándanos y frambuesas.
  • Frambuesas para decorar.

Instrucciones

  1. Empezamos preparando el molde. He utilizado un molde de 16 cm, redondo y desmontable. El borde tiene 4 cm de alto. Vamos a poner una tira de acetato de 6 cm de ancho por el interior del molde, para poder desmoldarlo perfectamente. En el caso de no tener acetato ponemos una tira de papel de horno.

  2. En un vaso, ponemos la gelatina con la leche, removemos un poco y reservamos.

  3. En una cazuela, ponemos el queso, el azúcar y la nata. Lo mezclamos con unas varillas manuales y lo ponemos al fuego. Cuando haya calentado un poco, añadimos la leche con la gelatina. Mezclamos muy bien, y subimos el fuego para que hierva. Removiendo todo el tiempo, y apagamos al primer hervor.

  4. Repartimos la mezcla en tres recipientes. En el primero, añadiremos 1 cucharada de mermelada. Mezclamos muy bien y echamos 3/4 partes de la mezcla en el molde. Repartimos bien para que quede una capa lisa. Lo llevamos al congelador.

  5. En otro recipiente, añadimos media cucharada de mermelada, mezclamos bien y reservamos.

  6. Debemos remover a menudo las dos preparaciones que tenemos en espera, para que no se cuajen.

  7. En cinco minutos, miramos si la capa que tenemos en el molde está sólida. Si es así, la sacamos, en caso contrario esperamos unos minutos más.

  8. Sacamos el molde, y agregamos por encima 3/4 partes de la mezcla que lleva la media cucharada de mermelada. Alisamos y nuevamente al congelador.

  9. Repetimos con la mezcla que no lleva mermelada.

  10. Cuando tengamos la tres capas sólidas, vamos poner la última. Echaremos las cremas  que tenemos reservadas, mezclándolas un poco entre ellas.
    Por último, ponemos las frambuesas, de la forma que más nos guste, a modo de decoración.

  11. Llevamos al frigorífico, para que repose unas horas, y cuajen perfectamente todas las capas. 

Notas

  • Se puede utilizar un molde cuadrado, y luego hacer porciones de bocado.
  • Debemos tener cuidado para que no se cuajen las preparaciones, cuando estamos a la espera de alguna capa.

Deja un comentario

Calificación





*