Cómo hacer cabello de ángel

En esta entrada de ‘Cómo hacer cabello de ángel’, te voy a enseñar como hacerlo de principio a fin. Desde la calabaza recién cogida hasta los hilos para poner en los postres.

Receta de cabello de ángel

El tipo de calabaza que necesitamos para el cabello de ángel, es la cidra.
La cidra es un tipo de calabaza de piel muy dura. Una piel amarilla y verde pálido, con la carne amarillo muy pálido.

Después de varias pruebas, y seguir varios consejos, os voy a dejar la forma que más me gusta a mí, y la que considero más fácil.
Algo que no terminaba de gustarme del cabello de ángel comprado, es su excesiva dulzura. Demasiado dulce para mi gusto. Lo mejor de hacer el cabello de ángel casero, es que podemos regular el dulzor, y además añadirle otro sabor.

Veamos cómo hacer el cabello de ángel.
Como ya he comentado, se hace con la cidra, un tipo especial de calabaza, pero que es muy fácil de encontrar.
Una vez tengamos la calabaza, lo primero es abrirla, y la mejor forma de hacerlo es dejándola caer al suelo para que se abra. No te preocupes, no va a explotar y mancharlo todo. Con suerte la vas a hacer una grieta, ya que su piel es muy dura. Si tienes dudas, mete la calabaza en una bolsa y déjala caer.
Es posible que tengas que dejar caer o golpearla contra el suelo un par de veces más.
Desaconsejo totalmente utilizar un cuchillo, machete o algo similar. No queremos accidentes.

Este es el interior de la calabaza para hacer cabello de ángel.

Interior calabaza cidra.

El segundo paso es pelarla, quitar toda la piel. Hay personas que la cuecen con cascara y todo, yo no, yo la pelo. Y sinceramente creo que es mucho mejor y más rápido.
Pelar la calabaza es muy fácil, y una vez cogido el truco, tardas dos o tres minutos, y luego es mucho más fácil todo.

Una vez tengas rota la calabaza, mete una cuchara entre la piel y la carne, y haz presión hacia arriba para ir rompiéndola en trozos. Si te cuesta meter la cuchara porque está muy pegada la carne a la piel, con un cuchillo pequeño corta un poco y mete la cuchara. Ten cuidado con el cuchillo, nada de accidentes.

Cómo pelar calabaza

Corta la calabaza, ahora te va a resultar bastante fácil, en láminas de 1 o 2 cm, para poder quitar la mayor cantidad de semillas o pitas, como quieras llamarlo. Y luego trocea (cachos grandes).
Pon los trozos en una cazuela y llénala de agua, que cubra bien la calabaza, y pon a hervir.
Cuando hierva, vas a ver que salen más semillas ya transparentes y van a flotar, lo que nos va a servir para poder cogerlas. Hierve hasta que notes que la calabaza esté blanda.

Quitar pitas calabaza.

Pon en un colador grande la calabaza cocida, y con la misma mano vas a poder deshacerla y sacar los hilos fácilmente. Además podrás escurrirla bien.

Cabello de ángel como separarlo

Pesa los hilos bien escurridos, y pesa 3/4 del peso en azúcar. Por ejemplo, si tenemos 1kg de calabaza escurrida, tienes que poner 750 gr de azúcar. Pon las dos cosas juntas en una cazuela.
Pon al fuego, al mínimo. Si quieres añadirle un poco más de sabor, puedes poner una ramita de canela, o una ramita de vainilla. Remueve muy a menudo, y deja cociendo hasta que veas que los hilos transparentan un poquito más.

Cabello de ángel con azúcar

Una vez que está cocida, y recién apagada, llena los botes que tendrás preparados (limpios y hervidos). Llena los botes hasta arriba, ciérralos bien y ponlos boca abajo. Deja que enfríen del todo antes de darles la vuelta, para que haga el vacío.

Y ya tienes listo el cabello de ángel para utilizar en tus postres.

¡Hola! Me llamo Natalia y estas en mi blog de cocina.

Todas las recetas de este blog, están realizadas en una cocina normal con utensilios (mayoritariamente) normales, y con ingredientes comunes.

Si yo puedo hacerlas en mi cocina, tú también puedes

Recetas más populares

Masa de galletas para decorar
Tarta de queso del restaurante La Viña
Flan de claras de huevo
Buttercream o crema de mantequilla para hacer flores
Flan de café fácil y sin horno
Mantecol argentino
Glasa real o royal icing
Tarta Pantera Rosa
Tarta de vainilla
Tarta de queso y chocolate blanco sin horno