Tarta de vainilla

Tarta de vainilla. Un bizcocho sedoso, una crema sencilla, y todo ello con un intenso sabor a vainilla.

Tarta de vainilla

Este sin duda, se ha convertido en mi bizcocho preferido. Me encanta la miga tan suave que queda, tan sedosa, tan sabrosa…tan fina. Me encanta.

Tarta de vainilla

Tengo varias recetas de tartas de vainilla, como tarta de vainilla y melocotón con chocolate blanco, o tarta de vainilla con crema de chocolate blanco, y en las tres, el bizcocho es distinto. Ya me contaréis cual os gusta más.

Tarta de vainilla

¿Qué hay de distinto en esta tarta? Primero, la mezcla de mantequilla y aceite, lo había leído, pero nunca lo había probado (que yo recuerde). Lo volveré a hacer, el bizcocho es, y aguanta más tiempo tierno, aunque lo metas al frigorífico. También he usado el buttermilk (leche con limón), que le da una humedad muy agradable.

El buttermilk se puede comprar (yo, nunca) o se puede hacer de forma muy fácil. Ponemos la leche en un recipiente, y exprimimos medio limón encima, en poco tiempo, veremos que se empieza a cortar, es así, ni lo removemos ni nada. Se utiliza así.

Y una cosa que me encanta y utilizaré siempre, por comodidad y por resultados, son las varillas manuales. Yo tengo este juego, y de verdad, os lo aconsejo. Es un juego de tres varillas, y las utilizo muchísimo. Un consejo, no vayáis a por los bonitos de colorines, es un recubrimiento que termina por deteriorarse, lo digo por experiencia.
Y os preguntareis para que utilizo las varillas… Cuando llega la hora de mezclar la harina, lo peor que podemos hacer es sobre batirlo, esto es, batirlo demasiado. Esto puede producir que el bizcocho salga duro. Para evitar esto, lo mejor es mezclar hasta que justo estén integrados los ingredientes, y para hacer esto, lo mejor es utilizar las varillas. Nos será muy fácil integrar todo, y veremos perfectamente cuando lo está. Cuando leáis en alguna sitio, ‘integrar con movimientos envolventes con una cuchara de silicona’, probad a hacerlo con unas varillas, mucho más rápido y queda perfecto.

Tarta de vainilla

La receta.

Tarta de vainilla

Natalia
Tarta de vainilla. Bizcocho con una miga superfina, delicada, suave, y un frosting básico, también son sabor a vainilla.
4.50 from 2 votes
Plato Postre

Ingredientes
  

Ingredientes bizcocho de vainilla

  • 390 gr de harina todo uso.
  • 1 cucharada de levadura en polvo.
  • 1/2 cucharadita de sal fina.
  • 300 ml de leche desnatada.
  • zumo de medio limón.
  • 115 gr de mantequilla sin sal a temperatura ambiente.
  • 125 ml de aceite de girasol.
  • 300 gr de azúcar.
  • 4 huevos L.
  • 1 cucharada de extracto de vainilla.

Ingredientes crema de vainilla

  • 250 gr de mantequilla sin sal a temperatura ambiente.
  • 300 gr de azúcar glas.
  • 1/4 cucharadita de sal fina.
  • 3 cucharadas de nata para montar.
  • 1 cucharada de extracto de vainilla.

Elaboración paso a paso
 

  • Ponemos a precalentar el horno a 175ºC. Y preparamos dos moldes de 20 cm de diámetro, engrasándolo y cubriendo el fondo con papel de hornear.
  • En un bol, mezclamos la harina, levadura y sal. Reservamos.
  • En una taza, ponemos la leche, y añadimos el zumo de limón. Reservamos. No lo mezclamos, sólo lo añadimos y lo dejamos.
  • En un bol grande, ponemos la mantequilla, el aceite y el azúcar. Con la batidora de varillas, mezclamos hasta conseguir una crema homogénea y fina.
  • Añadimos los huevos uno a uno. Batiendo bien entre cada uno. 
  • Incorporamos el extracto de vainilla batiendo bien.
  • Con un batidor manual, vamos a incorporar la mezcla de harina y la mezcla de leche. Lo haremos de forma alterna, empezando y terminando con la harina. Lo mezclaremos hasta que todos los ingredientes estén incorporados, sin sobre mezclar.
  • Repartimos nuestra masa entre los dos moldes y horneamos de 35-40 minutos. Para saber que esta en su punto, introducimos en el centro una brocheta, si sale limpia, está horneado.
  • Sacamos los bizcochos del horno, y los dejamos reposar un poco sobre una rejilla. En cuanto podamos manejarlos sin quemarnos mucho, los desmoldamos, y dejamos que enfríen completamente sobre la rejilla.
  • Preparamos el frosting o crema de vainilla.
  • En el bol de la batidora, ponemos la mantequilla a temperatura ambiente, el azúcar glas, la sal, la vainilla y la nata. Batimos primero a baja velocidad, y la iremos subiendo según se vayan mezclando los ingredientes. Batimos varios minutos, hasta que la mezcla esté esponjosa y blanquecina. 
  • Una vez tengamos los bizcochos completamente fríos, cortaremos la parte superior para igualarlos. Pondremos un poco de crema de vainilla sobre la bandeja que vamos a utilizar para servir la tarta, y pondremos el primer bizcocho. 
  • Ponemos una generosa porción (pero no tiene que quedar muy gruesa) de crema de vainilla sobre el bizcocho y pondremos el otro bizcocho encima. Cubrimos toda la superficie con más crema de vainilla y adornamos como nos guste.

Notas

  • Es muy importante que los ingredientes estén a temperatura ambiente.
  • No te deshagas del bizcocho que sobre, ni de la crema que pueda sobrar, se pueden utilizar para hacer unos bonitos cake pops.
  • Podemos tener esta tarta a temperatura ambiente unos tres días (si es que te dura), guardándola en un recipiente hermético o en un stand para tartas con cúpula.
  • Acordaros de raspar los lados y el fondo del recipiente para comprobar que todos los ingredientes se integran.
  • ¿Te gustaría ver alguna receta en especial? ¡Cuéntamelo!

¡Feliz día!

¡Hola! Me llamo Natalia y estas en mi blog de cocina.

Todas las recetas de este blog, están realizadas en una cocina normal con utensilios (mayoritariamente) normales, y con ingredientes comunes.

Si yo puedo hacerlas en mi cocina, tú también puedes

Recetas más populares

Masa de galletas para decorar
Tarta de queso del restaurante La Viña
Flan de claras de huevo
Buttercream o crema de mantequilla para hacer flores
Flan de café fácil y sin horno
Mantecol argentino
Glasa real o royal icing
Tarta de vainilla
Tarta de queso y chocolate blanco sin horno
Tarta Pantera Rosa