Huevo de pascua de chocolate y fresa

Huevo de pascua de chocolate negro y relleno de fresa.

Huevo de pascua de chocolate y fresa


Ya que está cerca la Semana Santa, y ya estamos pensando en los postres típicos de esos días.

Yo tenía que haber publicado una entrada el lunes, pero los que me seguís en facebook, ya sabéis lo que me pasó… informaros que el chichón que me salió de darme cabezadas contra la mesa ya casi a desaparecido… ?

Huevo de pascua de chocolate y fresa

Tenía preparado un huevo muy parecido a este, pero en chocolate blanco. Cuando fui a hacer nuevamente la receta… pues no tenía suficiente chocolate blanco.. así que lo cambié por el negro.. igual de bueno.

El huevo de chocolate es grande (15cm), para 5 o 6 personas (está relleno), por eso queda tan bonito cuando lo sacas a la mesa.

Huevo de pascua de chocolate y fresa

Es muy fácil la preparación. Tenemos que deshacer el chocolate al baño maría, y es importante que sea así, para que el agua caliente mantenga el chocolate derretido mientras vamos formando las capas.
Para hacerlo más rápido, utilizo el congelador directamente, cinco minutos entre capa y capa, y 20 minutos antes de desmoldar. Funciona fenomenal así.

El relleno es muy fácil y con muy pocos ingredientes, nata de montar, azúcar y gelatina de fresa. Lo único que tenemos que tener en cuenta, es que debemos trabajar rápido, porque empieza a cuajar muy pronto. Pero el resultado es fantástico y vistoso.

Huevo de pascua de chocolate y fresa

La receta:

Huevo de pascua de chocolate y fresa

Un huevo de chocolate negro, relleno de una mousse de fresa.
Tiempo total 2 h
Plato Postre
Raciones 6

Ingredientes
  

  • 300 gr de chocolate negro.
  • 350 ml de nata para montar.
  • 1 sobre de gelatina de fresa.
  • 8 cucharadas de azúcar.
  • Colorante color oro en polvo y en gel.

Elaboración paso a paso
 

  • Lo primero es poner a derretir el chocolate al baño maría.
    Mientras se derrite, nos aseguramos que el molde esté perfectamente limpio y seco.
  • Una vez derretido el chocolate, ponemos una fina capa en el molde, ayudándonos de un pincel, o una espátula de silicona pequeña. Llevamos el molde 5 minutos al congelador.
  • Volvemos a poner otra capa de chocolate y nuevamente lo llevamos al congelador. Es importante que el chocolate llegue hasta el borde, para luego poder juntar las dos partes sin problemas.
  • Daremos las capas que creamos necesarias, hasta obtener el grosor deseado. Yo he dado tres capas, no quería mucho grosor. 
  • Cuando demos la última capa, limpiamos bien el borde con ayuda de un cuchillo, todo lo que sobresalga de la forma del huevo.
    Llevamos el huevo un mínimo de 20 minutos al congelador, si es más tiempo mejor se desmolda.
  • Sacamos el molde, lo ponemos sobre una superficie plana, con el lado plano para abajo, y pasamos la palma de la mano por el molde varias veces, se desmoldará muy fácil.
  • Repetimos para formar las dos mitades.
  • Para hacer el relleno, ponemos 200 ml de la nata, en una cazuela a calentar y disolvemos en ella el sobre de gelatina. Retiramos del calor y reservamos.
  • Empezamos a montar la nata. Cuando empiece a coger cuerpo añadimos el azúcar y seguimos batiendo a máxima velocidad.
  • Cuando esté prácticamente montada o montada del todo, añadiremos la gelatina que tenemos reservada y que aún está caliente. Lo hacemos sin dejar de batir y de poco en poco, para que no nos baje la nata por completo.
    Se volverá un poco más líquida, está bien, es así.
  • Cuando terminemos de añadir la gelatina, damos un par de vueltas para terminar de mezclar, y sin perder tiempo rellenamos las dos mitades del huevo. Debemos dejar la superficie completamente lisa.
  • Ponemos un poco de chocolate derretido, por todo el borde que se nos ha ido formando y juntamos las dos mitades. En un ratito se habrá pegado lo suficiente como para que mantenga la forma, y lo llevamos al frigorífico diez minutos para que termine de enfriar.
  • Para fijar el huevo de chocolate al plato o bandeja, ponemos montoncito de chocolate derretido, y ponemos el huevo encima, de pie, y sujetamos un ratito mientras enfría el chocolate. Cuando ya no se mueva, lo llevamos al frigorífico para que termine de endurecer.
  • El color oro de fondo, es simplemente colorante en polvo dorado, aplicado con una brocha grande y suave. Y las lineas doradas, están pintadas con un pincel fino, y colorante en gel dorado.
  • Terminamos adornando como más nos guste.

Notas

  • La brocha grande para dar el colorante en polvo de debajo, puede ser una brocha de colorete (completamente limpia y sólo utilizada para ese fin).
  • El molde que he utilizado es este.
  • Se puede cambiar el chocolate negro por chocolate blanco, queda igual de bonito.
  • ¿Te gustaría alguna receta en especial? Dímelo!

Feliz día!!

¡Hola! Me llamo Natalia y estas en mi blog de cocina.

Todas las recetas de este blog, están realizadas en una cocina normal con utensilios (mayoritariamente) normales, y con ingredientes comunes.

Si yo puedo hacerlas en mi cocina, tú también puedes

Recetas más populares

Masa de galletas para decorar
Tarta de queso del restaurante La Viña
Flan de claras de huevo
Mantecol argentino
Tarta de vainilla
Flan de café fácil y sin horno
Tarta de queso y chocolate blanco sin horno
Buttercream o crema de mantequilla para hacer flores
Glasa real o royal icing
Mermelada de sandía casera