Besos de merengue
Beso de merengue con decoración en rosa.
Conjunto de Besos de Merengue con decoración en rosa.
Manga pastelera preparada para hacer la decoración de los besos de merengue.
Conjunto de besos de merengue, desde más cerca.

Besos de merengue. Con su sabor natural, crujientes, y más livianos que los ‘normales’.

Habitualmente, el merengue es una mezcla de claras y azúcar blanquilla. Esta receta incorpora el azúcar glass,  en último lugar.Es cierto, que a los merengues puedes darles el sabor que más nos guste, pero yo he preferido dejarlos con su sabor natural, ya que son para la decoración de una tarta de mango y naranja y no quería saturarla.
Para hacer las zonas rosas de los besos de merengue, he pintado unas lineas por el interior de la manga, con gel alimentario. He utilizado un colorante líquido, porque era el color que quería, pero se obtiene un mejor resultado utilizando uno en gel, o en pasta. Y como no… la boquilla utilizada es la 1M de wilton … la boquilla más versátil que conozco.
La receta 🙂
Ingredientes:

  • 100 gr de clara de huevo.
  • 100 gr de azúcar blanquilla.
  • 100 gr de azúcar glass.
  • Una pizca de sal ó 1/4 de cucharadita de cremor tártaro.

Preparación:

  • Precalentamos el horno a 80ºC, y preparamos dos bandejas con papel de hornear.
  • En el recipiente de la batidora, o en un bol grande, ponemos las claras, junto con la sal o el cremor tártaro y empezamos a batir a alta velocidad.
  • Cuando las claras empiecen a montarse, añadimos el azúcar blanquilla en forma de lluvia y lentamente, sin dejar de batir.
  • Seguimos hasta que se formen picos duros.
  • Retiramos de la batidora,  tamizamos encima el azúcar glass y mezclamos con la ayuda de una espátula de silicona.
  • Preparamos la manga pastelera, con la boquilla que más nos guste, en este caso la 1 M de wilton. Con un pincel, dibujamos unas lineas desde la boquilla hasta la mitad de la manga (como en la foto), con el colorante que queramos. Rellenamos la manga con el merengue y vamos haciendo los pequeños merengues en la bandeja.
  • Horneamos unas dos horas. Para saber que están secos, intentamos despegar uno de ellos, con la punta de un cuchillo o algo similar. Si se despegan fácilmente, están completamente secos.
  • Los sacamos y los dejamos enfriar. Si están completamente secos, pueden durar hasta tres meses en un recipiente hermético y guardarlo en un sitio seco y fresco.

Feliz día!!

¡Hola! Me llamo Natalia y estas en mi blog de cocina.

Todas las recetas de este blog, están realizadas en una cocina normal con utensilios (mayoritariamente) normales, y con ingredientes comunes.

Si yo puedo hacerlas en mi cocina, tú también puedes

Recetas más populares

Masa de galletas para decorar
Tarta de queso del restaurante La Viña
Flan de café fácil y sin horno
Mantecol argentino
Flan de claras de huevo
Buttercream o crema de mantequilla para hacer flores
Tarta de queso y chocolate sin horno
Tarta Pantera Rosa
Tarta de queso y chocolate blanco sin horno
Buñuelos de Guatemala