Brazo de café con dulce de leche y nata

Brazo de café con dulce de leche y nata, un delicioso y esponjoso bocado para terminar una comida. También perfecto para recobrar energías a mitad de la tarde.

Brazo de café con dulce de leche y nata

Este tipo de preparación, me refiero a los brazos, o pastel enrollado… Por curiosidad ¿Cómo lo llamas en tu país?

Como decía, este tipo de dulce, creo que es el más realizado, o de los más realizados en el mundo, y ciertamente comprendo el porqué. Es fácil de realizar, es muy versátil, y todo el mundo queda contento.

En esta ocasión, buscaba un postre que dejase en las personas la sensación de fin de la comida. Yo que soy una apasionada del café, hasta que no me lo tomo después de comer no me quedo con la sensación de terminó la comida. Es como si me faltase algo. Por eso quise hacer este postre.

Brazo de café con dulce de leche y nata.

Ya con el título vas a saber lo que te vas a encontrar, un brazo de café con dulce de leche y nata, y un poco de chocolate para terminar. Y eso es lo que te encuentras a cada bocado. Un bizcocho con sabor a café, una fina capa de dulce de leche y una capa generosa de nata. El chocolate por encima, además de adornar el dulce, le da un pequeño extra a esta delicia.

Si prefieres otro tipo de postre, pero te gusta el sabor a café, puedes mirar la receta de helado de café y dulce de leche, que te va a encantar, o los cupcakes de café vienés, para terminar la comida de una forma especial.

¿Que te gusta este tipo de postre pero no el café? Bueno, prueba el brazo de canela y nutella, no te va a dejar indiferente, te lo aseguro. O el brazo sencillo de melocotón, perfecto si quieres algo suave con sabor a fruta.

Brazo de café, dulce de leche y nata.

Vamos a por la receta, ya verás que sencilla de hacer.

Brazo de café con dulce de leche y nata

Brazo de café con dulce de leche y nata, con chocolate por encima para darle un extra de sabor.

Autor Natalia

Ingredientes

Ingredientes para el bizcocho del brazo

  • 120 gr de harina de repostería.
  • 2 cucharadas de café soluble.
  • 215 gr de azúcar normal.
  • 1 cucharadita de levadura en polvo.
  • 1/2 cucharadita de sal fina.
  • 100 gr de aceite de girasol.
  • 55 gr de agua.
  • 4 yemas de huevo a temperatura ambiente.
  • 1 cucharada de esencia de vainilla.
  • 6 claras de huevo a temperatura ambiente.

Ingredientes para el relleno y cobertura

  • 500 ml de nata para montar.
  • 200 gr de azúcar glas o impalpable.
  • 150 gr de queso de untar.
  • Dulce de leche ya preparado.
  • 50 gr de chocolate negro.
  • 50 gr de chocolate blanco.

Instrucciones

Preparación del bizcocho del brazo

  1. Precalentamos el horno a 160ºC.

  2. Preparamos la bandeja del horno, con papel de hornear en el fondo y laterales.

  3. En un tazón grande, tamizamos junto la harina, 160 gr del azúcar que tenemos (reservamos el resto), levadura y la sal, y el café soluble, revolvemos un poco.

  4. En un tazón pequeño mezclamos el aceite, el agua, las yemas y la esencia de vainilla.

  5. Ponemos a batir las claras a velocidad media. Cuando empiecen las claras a formar picos suaves, añadimos el azúcar que tenemos reservada, poco a poco y sin dejar de batir. Subimos la velocidad al máximo hasta que formen picos duros.

  6. Mientras, echamos los líquidos en la mezcla de los ingredientes secos, y mezclamos hasta que sea una pasta suave.

  7. Una vez montadas las claras, ponemos la mitad de ellas en la pasta suave que tenemos, y lo mezclamos suavemente, intentando no bajar demasiado las claras. Añadimos el resto de las claras, y las mezclamos igual, hasta que quede bien uniforme y suave. El batidor de manual, es lo mejor para mezclar estos ingredientes.

  8. Lo pasamos a la bandeja que tenemos preparada y horneamos unos 20 minutos, o hasta que introduciendo un palillo en el centro este salga limpio.

  9. Sacamos la bandeja del horno, pasamos un cuchillo por las zonas donde el bizcocho esté pegado a la bandeja, y junto con el papel de hornear, pasamos la plancha de bizcocho a una rejilla enfriadora.

  10. Cuando aún esté caliente, pero no nos quememos, enrollamos el bizcocho sobre si mismo, para que coja la forma mientras enfría. Si tenemos papel de hornear sobrante por los laterales, enrollamos sobre si mismo, para que sujeten el papel con la forma cilíndrica, si el papel de hornear anda justo, podemos con un trapo de cocina enrollarlo y que haga de sujeción. Metemos al frigorífico el rollo para que enfríe antes.

Preparación de la nata.

  1.  En el bol de la batidora, o en un bol grande, ponemos la nata para montar fría, y empezamos a batir. Cuando la nata se haya puesto cremosa, añadimos el azúcar cucharada a cucharada, y seguimos batiendo.

  2. En el momento que la nata parece estar montada, con la textura ya definida, bajamos la velocidad y añadimos el queso.

  3. Subimos la velocidad a media alta, poco después veremos cómo las varillas van dejando surcos más pronunciados, y como de color amarillo, es el momento de parar.

  4. Reservamos la nata en el frigorífico hasta el momento de ultilizarla.

Montaje del brazo

  1. Una vez que tenemos el bizcocho frio, lo desenrollamos con cuidado, encima de una superficie plana.

  2. Extendemos el dulce de leche necesario para cubrir todo el bizcocho con una capa fina, pero que se sepa que está ahí.

  3. Seguimos con la nata ya montada que tenemos en el frigorífico. La ponemos por todo el bizcocho intentando que se quede nivelada por toda la superficie. Dejamos unos dos centímetros en uno de los lados mas cortos sin nata, para que no se salga cuando enrollemos.

  4. Enrollamos el bizcocho sobre si mismo, con cuidado. Y dejamos la terminación debajo del brazo, para que no se pueda desenrollar.

  5. Derretimos el chocolate, y lo distribuimos por encima del brazo ya formado, primero el chocolate negro y luego el chocolate blanco.

  6. Guardamos en el frigorífico hasta la hora de servir.

Notas

  • Guardarlo siempre en el frigorífico, para que la nata se conserve en perfecto estado.
  • Es mejor consumirlo antes de tres días, ya que la nata puede cambiar ligeramente de sabor.
  • Puedes cambiar el chocolate superior por mas dulce de leche, aunque el chocolate le da un puntito muy bueno.
  • Disfruta.

¡Feliz día!

Deja un comentario

Calificación





*