Brazo de nata y limón para noche vieja

Brazo de nata y limón para noche vieja, un postre ligero para acabar una cena copiosa, y despedir el año con un agradable sabor en la boca.

Brazo de nata y limón para noche vieja

Se informa, se comenta, se rumorea… que si llegas de fiesta y te comes un trozo… te levantas con menos resaca… yo sólo lo dejo ahí…

Brazo de nata y limón para noche vieja

Es un brazo muy simple, pero muy esponjoso, con mucho relleno. No os creáis, no sobra relleno. Bañado con una cobertura con sabor a limón. Para darle un color más blanquecino y que pareciese nieve, he puesto otra capa de Spray efecto terciopelo blanco comestible, y para qué se note que estamos de celebración, mucha mucha purpurina dorada, también comestible. Tanto el spray efecto terciopelo como la purpurina, no aportan ningún sabor adicional al postre, son meramente decorativos.

Brazo de nata y limón para noche vieja

Yo no utilizo trapos mojados ni nada por el estilo para enrollarlos, uso directamente el papel de horno con el que hemos preparado la bandeja. Sin despegar el papel, doy forma al bizcocho enrollándolo sobre si mismo, y lo fijo, ya sea el mismo papel que sobra en los extremos y lo enrollo, o con la ayuda de un trapo en caso necesario. Una vez que enfría completamente ya está perfecta la forma. Hay que manipularlo con delicadeza, pero es difícil que se rompa.

Brazo de nata y limón para noche vieja

La receta de este postre para brillar en noche vieja.

Brazo de nata y limón para noche vieja

Un suave y tierno brazo con sabor a limón y relleno de nata. Perfecto para comer dulce tras la cena, sin que nos resulte pesado.
Plato Postre

Ingredientes
  

Ingredientes para el bizcocho:

  • 120 gr de harina de repostería.
  • 215 gr de azúcar normal.
  • 1 cucharadita de levadura en polvo
  • ½ cucharadita de sal.
  • 100 gr de aceite vegetal.
  • 55 gr de agua.
  • 4 yemas de huevo a temperatura ambiente.
  • 1/2 cucharadita de extracto de vainilla.
  • 1 cucharadita de extracto de limón.
  • 6 claras de huevo a temperatura ambiente.

Ingredientes para el relleno

  • 500 ml de nata para montar.
  • 250 gr de azúcar glas.
  • 300 gr de queso de untar.

Ingredientes para la cobertura.

  • 370 gr de leche condensada
  • 1/2 cucharadita de extracto de limón.
  • 1 sobre de gelatina neutra en polvo.
  • 80 ml de agua.

Elaboración paso a paso
 

Preparación:

  • Precalentamos el horno a 160ºC.
  • Preparamos la bandeja del horno, con papel de hornear en el fondo y laterales.
  • En un tazón grande, tamizamos junto la harina, 160 gr del azúcar que tenemos (reservamos el resto), levadura y la sal, revolvemos un poco.
  • En un tazón pequeño mezclamos el aceite, el agua, las yemas y los extractos.
  • Ponemos a batir las claras a velocidad media. Cuando empiecen las claras a formar picos suaves, añadimos el azúcar que tenemos reservada, poco a poco y sin dejar de batir. Subimos la velocidad al máximo hasta que formen picos duros.
  • Mientras, echamos los líquidos en la mezcla de los ingredientes secos, y mezclamos hasta que sea una pasta suave.
  • Una vez montadas las claras, ponemos la mitad de ellas en la pasta suave que tenemos, y lo mezclamos suavemente, intentando no bajar demasiado las claras. Añadimos el resto de las claras, y las mezclamos igual, hasta que quede bien uniforme y suave. El batidor de manual, es lo mejor para mezclar estos ingredientes.
  • Lo pasamos a la bandeja que tenemos preparada y horneamos unos 20 minutos, o hasta que introduciendo un palillo en el centro este salga limpio.
  • Sacamos la bandeja del horno, pasamos un cuchillo por las zonas donde el bizcocho esté pegado a la bandeja, y junto con el papel de hornear, pasamos la plancha de bizcocho a una rejilla enfriadora.
  • Cuando aún esté caliente, pero no nos quememos, enrollamos el bizcocho sobre si mismo, para que coja la forma mientras enfría. Si tenemos papel de hornear sobrante por los laterales, enrollamos sobre si mismo, para que sujeten el papel con la forma cilíndrica, si el papel de hornear anda justo, podemos con un trapo de cocina enrollarlo y que haga de sujeción. Metemos al frigorífico el rollo para que enfríe.
  • Mientras, preparamos el relleno.

Preparación del relleno

  • En el bol de la batidora, o en un bol grande, ponemos la nata para montar fría, y empezamos a batir.
  • Cuando la nata se haya puesto cremosa, añadimos el azúcar cucharada a cucharada, y seguimos batiendo.
  • En el momento que la nata parece estar montada, con la textura ya definida, bajamos la velocidad y añadimos el queso. Subimos la velocidad a media alta, poco después veremos cómo las varillas van dejando surcos más pronunciados, y como de color amarillo, es el momento de parar.
  • Reservamos en el frigorífico hasta la hora de rellenar el bizcocho.
  • Una vez que el bizcocho enrollado que tenemos en el frigorífico, está frio, vamos a rellenarlo.
  • En una superficie plana, lo desenrollamos con cuidado para no romperlo. Ponemos tres o cuatro cucharadas de la nata que tenemos preparada, y extendemos con ayuda de una espátula, dejado un grosor como de un centímetro. Empezamos por el lado que está más enrollado.
  • Repartimos por toda la plancha de bizcocho, dejando unos tres centímetros al final sin nata.
  • Volvemos a enrollar con cuidado (por el lado que tiene la nata hasta el final). Una vez que lo tengamos, posicionamos el brazo de tal forma que la parte final, quede abajo, para que no se abra. Reservamos en el frigorífico mientras preparamos la cobertura.
  • En un bol pequeño, ponemos el agua y la gelatina, mezclamos un poco, y dejamos reposar 10 minutos.
  • Podemos bañar el brazo de limón de dos maneras, poniéndolo encima de una rejilla y que la cobertura caiga abajo, o podemos poner el brazo en la bandeja donde vamos a servirlo y cubrirlo con ayuda de una cuchara (cucharada a cucharada) y así controlar mejor donde se queda la cobertura.
  • A los 10 minutos, vamos a ver que la gelatina ha absorbido todo el agua. Llevamos el bol al microondas y lo calentamos sin que llegue a hervir, pero tiene que estar caliente.
  • En otro bol, ponemos la leche condensada, y el extracto de limón, Removemos muy bien.
  • Cuando tengamos la gelatina caliente, añadiremos esta a la mezcla de leche condensada y limón y removeremos muy rápido, ya que empieza a cuajar enseguida.
  • Seguidamente, vamos a bañar el brazo de la forma que hayamos elegido. Lo llevamos al frigorífico para dejar que cuaje.
  • Si, decidimos pintar con spray efecto terciopelo por encima, debemos dejar que cuaje y se enfríe primero, si lo que vamos a hacer es sólo añadir brillantina, lo podemos hacer en este mismo momento.

Notas

  • Si queremos que el postre lleve otro color, simplemente tenemos que añadir a la cobertura, el color que deseemos, mejor utilizar colorantes alimentarios en gel o pasta, quedan mejor.
  • Mantendremos en el frigorífico hasta la hora de servirlo o para mantenerlo.
  • Se puede hacer perfectamente de un día para otro, está perfecto.
  • ¿Te gustaría ver alguna receta en especial en el blog? ¡Cuéntamelo!

¡Feliz noche! Que tengáis una magnifica salida de año y mejor entrada… ¡Feliz 2019!

¡Hola! Me llamo Natalia y estas en mi blog de cocina.

Todas las recetas de este blog, están realizadas en una cocina normal con utensilios (mayoritariamente) normales, y con ingredientes comunes.

Si yo puedo hacerlas en mi cocina, tú también puedes

Recetas más populares

Masa de galletas para decorar
Tarta de queso del restaurante La Viña
Flan de claras de huevo
Flan de café fácil y sin horno
Tarta de vainilla
Mantecol argentino
Quesada pasiega
Galletas de mantequilla con chocolate
Buñuelos de Guatemala
Buttercream o crema de mantequilla para hacer flores