Crema de caramelo y queso con praliné

Crema de caramelo y queso, con praliné por encima. A cada bocado, la suavidad de la crema, y el crocante de almendra.

Estoy de limpieza… limpieeeeeza total… en todos los aspectos la verdad (no me refiero a limpiar con un trapo, me refiero a la limpieza de objetos).  Pero llegando a la limpieza de los cajones y frigorífico… ..ejem ejem… digamos que la semana que viene, también habrá alguna receta singular.. o durante varias semanas.. porque… ¿Cuándo se me fué tanto la olla como para juntarme con 10 tarrinas de queso de untar?.. candy mels de edición limitada, sin abrir… pero ¿Donde vamos a comprarlos ahora?.. no os imagináis la variedad que tengo de frutos secos.. Vamos.. como la caja de flan de caramelo que estaba por ahí.. que por cierto, es la que he usado en esta receta, a modo de experimento.. no ha salido como yo quería 🙂 .. ha salido mejor 🙂 🙂
Salen unas 4 ó 5 raciones, no muy grandes, perfecto 🙂
Es posible, que el paquete de flan de caramelo que tengáis,  no sea de la misma dosificación que el que yo utilicé, por eso he puesto los gramos. Mirad las instrucciones del fabricante en el paquete, hay que echar la mitad del líquido que ponga.
El praliné, está buenísimo por si sólo. Si queréis hacerlo para consumirlo aparte, hay que extenderlo lo más que podamos, para que sea agradable al masticarlo. Se pueden poner otros frutos secos, pero ojo, no avellanas, se vuelven amargas. Para extender el caramelo, se suele aceitar el objeto con lo que lo trabajamos (o de metal o de madera, no vayáis a  utilizar plástico o algo que se pueda derretir, os lo aviso.. acordaros)… yo nunca lo aceito.. me encanta rumiar la cuchara jejeje…

No me enrollo más, la receta.

Ingredientes para la crema de caramelo y queso con praliné:

  • 1 paquete de flan con sabor caramelo (90 gr).
  • 225 ml de leche desnatada.
  • 300 gr de queso light.
  • 100 gr de azúcar blanquilla.

Praliné:

  • 3 cucharadas de azúcar.
  • 1 cucharada de agua.
  • 1 cucharada de almendras laminadas.
  • 1 cucharada de almendras crocante.

Preparación de la crema:

  • En un bol, batimos el queso con el azúcar, hasta que esté cremoso. Reservamos.
  • En una cazuela, ponemos la leche y el sobre de flan de caramelo, a calentar, batiendo bien para que se disuelva. Lo llevamos a ebullición sin dejar de batir, hasta que notemos que se va espesando.
  • Lo retiramos del fuego, y lo pasamos a otro bol. Revolvemos un ratito, para que pierda un poco de calor.
  • La mezcla de queso, la incorporamos a la mezcla del flan, y mezclamos bien. Dejamos enfriar completamente la mezcla.
  • Preparamos el praliné. En una cazuela, ponemos el azúcar y el agua, removemos un poco, y lo ponemos al fuego. No volvemos a removerlo. A fuego medio bajo se irá formando el caramelo.
  • Mientras, mezclamos las dos clases de almendras, y preparamos una bandeja con papel de hornear. Debajo de la bandeja pon alguna cosa, porque se va a calentar mucho.
  • Cuando el caramelo que se está formando, coge el color dorado, añadimos las almendras y lo mezclamos con el caramelo, con una cuchara de madera, ojo! de madera o metálica. Mezclamos bien y rápido, y extendemos el caramelo con las almendras en la bandeja que hemos preparado. Dejamos que enfríe.
  • Cuando todo esté frío, trituramos el praliné (el caramelo con las almendras), dejando algunos trocitos más grandes para decorar. Repartimos la crema en los recipientes que hayamos elegido, y espolvoreamos una generosa cantidad del praliné triturado, y adornamos con los trocitos grandes.
  • Reservamos hasta que vayamos a servirlo en el frigorífico.

No respondo de lo bueno que está 🙂 y el praliné por si solo… en trocitos… …

Feliz día!!

Deja un comentario


*