Merengue suizo horneado

Merengue suizo horneado, además de delicioso, precioso.

Merengue suizo horneado

Podemos hacer verdaderas maravillas visuales con el merengue suizo horneado ¿No os parece? Perfecto para regalar o para una mesa dulce.

Merengue suizo horneado

Es bastante sencillo de hacer, y poco laborioso realmente, ya que van a ser las máquinas las que hagan el trabajo duro.

Este merengue, se puede hacer perfectamente con tan solo dos ingredientes, azúcar y claras de huevo. Si añadimos unas gotas de zumo de limón o 1/4 de cucharadita de cremor tártaro  y alguna esencia, mejora un poquito, pero es completamente opcional.

El limón y el cremor tártaro, son ácidos que ayudan a estabilizar el merengue montado, pero que no hacen falta si utilizamos el merengue justo después de hacerlo.

La esencia es para dar sabor, y con media cucharadita sería suficiente, ya que la receta no es muy grande. Sirve para dar el sabor que queramos a la preparación, pero son opcionales, ya que el sabor del merengue es muy bueno por sí mismo.

¿Y cómo se hace esa forma? En el video os lo muestro.

La boquilla utilizada es la 6B de wilton, y el color se consigue con dos tonos de rosa y uno morado. Se pintan rallas con el colorante alimentario en el interior de la manga pastelera, desde la boquilla hasta mitad de la manga más o menos. Luego llenamos con el merengue, y ya estamos listas para ponerlo sobre el papel de hornear. Unos sprinkles por encima… y al horno.

El tiempo en el horno es algo orientativo, ya que va a depender un poco del grosor que hagamos en nuestras preparaciones.

¿quieres ver el interior de nuestro merengue? …

Merengue suizo horneado

Completamente seco, bonito y sabroso.

La receta.

Merengue suizo horneado

Natalia
Un bonito y rico merengue seco para cualquier ocasión.
Plato Postre
Raciones 16 unidades

Ingredientes
  

  • 3 claras de huevos L.
  • 140 gr de azúcar normal.
  • 1/2 cucharadita de esencia de vainilla (opcional).
  • 1/4 cucharadita de zumo de limón colado (opcional).

Elaboración paso a paso
 

  • Empezamos por derretir el azúcar en las claras al baño maría. Ponemos en un bol (que puede ser él de la batidora) el azúcar junto a las claras, y este (el bol), encima de una cazuela al fuego con agua. El bol no debe tocar el agua, y el agua no debe estar hirviendo. Mezclamos con unas varillas manuales mientras se van deshaciendo.
    Para comprobar que ya se ha deshecho el azúcar, cogemos un poco de clara entre las yemas, si está suave sin grumitos, está lista la preparación.
  • Ponemos a batir la mezcla, a velocidad media y a los cinco minutos aumentaremos a velocidad máxima hasta que monten.
  • Si vamos a añadir el cremor tártaro o el limón, lo haremos cuando empecemos a batir. La esencia se la añadimos al final.
  • Cuando tengamos un merengue bien duro, esto se ve al sacar la batidora del merengue. Si los picos se quedan en su sitio, rígidos y no se ladean, son picos duros. Ese es el punto.
  • Mientras esté montándose el merengue, ponemos a precalentar el horno, a 90ºC. Preparamos las bandejas poniendo papel de horno en el fondo.
  • Una vez que tenemos nuestro merengue bien montado, preparamos la manga pastelera. Ponemos la boquilla (6B de wilton), y pintamos las rallas con ayuda de un pincel, con nuestros colores preferidos, desde la boquilla hasta mitad de la manga.
  • Rellenamos la manga con el merengue, y hacemos las formas que más nos gusten. Ponemos los sprinkles (adornos) y llevamos las bandejas al horno.
  • Horneamos unos 90 minutos estas formas, si queremos algo más pequeño será menos tiempo. 
  • A los 90 minutos, abrimos el horno y miramos si el merengue se despega del papel con facilidad. Si se despegan fácilmente, o casi se despegan del todo, apagamos el horno y dejamos que se enfríen dentro. Si vemos que no se despegan nada, horneamos quince minutos más, y volvemos a mirar.
  • Es importante que enfríen en el horno. 
  • Una vez que los saquemos del horno, los embolsaremos si son para regalo o los meteremos en un recipiente hermético para su conservación.

Notas

  • Si queremos añadirle un color homogéneo al merengue, utilizaremos colores en gel o pasta, y los añadimos cuando esté casi montado el merengue.
  • Duran mucho tiempo, pero deben preservarse del aire y de la humedad.
  • Puedes sustituir la boquilla utilizada, por una estrellada un poco grande.
  • No, no añadas sal cuando vayas a montar el merengue, al principio ayuda a montar, pero luego hace que el merengue se deshaga más rápidamente.
  • ¿Te gustaría ver alguna receta en especial en el blog? ¡Cuéntamelo!

¡Feliz día!

¡Hola! Me llamo Natalia y estas en mi blog de cocina.

Todas las recetas de este blog, están realizadas en una cocina normal con utensilios (mayoritariamente) normales, y con ingredientes comunes.

Si yo puedo hacerlas en mi cocina, tú también puedes

Recetas más populares

Masa de galletas para decorar
Tarta de queso del restaurante La Viña
Flan de claras de huevo
Flan de café fácil y sin horno
Buttercream o crema de mantequilla para hacer flores
Mantecol argentino
Glasa real o royal icing
Tarta de vainilla
Tarta de queso y chocolate blanco sin horno
Tarta de queso y chocolate sin horno