Pastel para San Valentín de almendras y fresa

Pastel para San Valentín de almendras y fresa, con forma de corazón, un regalo perfecto para esa persona especial.

Pastel para San Valentín de almendras y fresa

Hay veces que no tenemos que hacer un postre tan elaborado para conseguir sorprender y agradar a una persona. Este pastel de San Valentín de almendras y fresa, es simplemente un detalle muy bonito, sabroso y muy fácil de elaborar.

Empezamos por una plancha de bizcocho. Yo he utilizado una receta que se que va a salir bien, y que va a gustar. Y si algo funciona ¿por qué cambiarlo?
Es una receta que he utilizado en otras ocasiones, como en la receta de phoskitos blancos, que es espectacular.

Cuando ya esté fría la plancha de bizcocho con sabor a almendras dulces, sacas los corazones de bizcocho que formarán el pastel, con ayuda de un cortador en forma de corazón, como se ve en la imagen.

Plancha de bizcocho con el cortador.

Lo que hay entre medio del bizcocho, es nata que he estabilizado con gelatina neutra, para que le dure y resista mejor las capas que irán encima, y guarde mejor la forma. También he añadido un poquito de sabor a vainilla aquí, pero es completamente opcional.

Pastel para San Valentín de almendras y fresa

Al chocolate blanco que hay por encima del pastel, adornándolo, es donde he añadido el sabor a fresa. En las flores, por llamarlo de alguna manera, de crema de mantequilla, también he añadido sabor a fresa. Y todo junto, hace de cada bocado algo especial.

Detalle de la decoración del pastel para San Valentín.

Y por supuesto, la brillantina holográfica comestible, es el detalle que hace que este pastel sea un verdadera delicia tanto para la vista como para el paladar.

Una cosa a considerar, es el número de capas. ¿Por qué lo considero importante? Porque vas a poder comprobar, que quizá te guste más visualmente cuando pones sólo una capa. Queda un bocadito precioso y delicioso la verdad, pero sinceramente, queda un poco corto. El pastel en sí es tan suave y ligero, que te quedas con la sensación de que falta un bocado más. En cambio al poner las dos capas, esa sensación desaparece. También creo, que tienes la opción de regalar en vez de un pastel de San Valentín de almendras y fresas, puedes regalar dos. En ti está decidir que es lo que mas te gusta.

Pastel para San Valentín de almendras y fresa

No me entretengo más. La receta.

Pastel para San Valentín de almendras y fresa

Un rico pastel individual con forma de corazón para regalar a esa persona especial. Cada bocado es suave y lleno de sabor.

Course Postre
Servings 5
Autor Natalia

Ingredientes

Ingredientes para la plancha de bizcocho

  • 120 gr de harina de repostería.
  • 215 gr de azúcar normal.
  • 1 cucharadita de levadura en polvo.
  • 1/2 cucharadita de sal fina.
  • 100 gr de aceite de girasol.
  • 55 gr de agua.
  • 4 yemas de huevo.
  • 1 cucharadita esencia de almendras dulces.
  • 6 claras de huevo a temperatura ambiente.

Ingredientes para el relleno

  • 200 ml de nata para montar.
  • 75 gr de azúcar glas o impalpable.
  • 1 cucharada de gelatina neutra en polvo.

Ingredientes para la crema de mantequilla

  • 100 gr de mantequilla sin sal a temperatura ambiente.
  • 100 gr de azúcar impalpable o glas.
  • 1 cucharadita de aroma de fresa.

Otros ingredientes.

  • 50 gr de chocolate blanco.
  • Colorantes alimentarios.

Instrucciones

Elaboración de la plancha de bizcocho.

  1. Pon a precalentar el horno a 160 ºC.

  2. Prepara la bandeja del horno, con papel de hornear en el fondo y laterales.

  3. En un tazón grande, tamiza junto la harina, 160 gr del azúcar que tienes (reserva el resto), levadura y la sal, remueve un poco.

  4. En un tazón pequeño mezcla el aceite, el agua, las yemas y el aroma de almendras dulces.

  5. Pon a batir las claras a velocidad media. Cuando empiecen las claras a formar picos suaves, añade el azúcar que tenemos reservada, poco a poco y sin dejar de batir. Sube la velocidad al máximo hasta que formen picos duros.

  6. Mientras, echa los líquidos en la mezcla de los ingredientes secos, y mezcla hasta que sea una pasta suave.

  7. Una vez montadas las claras, pon la mitad de ellas en la pasta suave que tienes, y lo mezclas suavemente, intentando no bajar demasiado las claras. Añade el resto de las claras, y las mezclas igual, hasta que quede bien uniforme y suave. El batidor de mano, es lo mejor para mezclar estos ingredientes.

  8. Pasa la masa a la bandeja que tienes preparada y hornea unos 20 minutos, o hasta que introduciendo un palillo en el centro este salga limpio.

  9. Saca la bandeja del horno, y pasa la plancha a una rejilla para que enfríe completamente antes de cortar los corazones.

Elaboración del relleno

  1. En un vaso, pon la gelatina y añade dos cucharadas de agua. Deja que la gelatina se hidrate durante 5 minutos. Calienta en el microondas hasta que se vuelva líquida, y comprueba que no queda ningún grumo.

  2. Empieza a batir la nata para montar y añade el azúcar en forma de lluvia.

  3. Una vez que veas que está montada, añade la vainilla y la gelatina que está líquida mientras estas batiendo. Incorpora bien todo. Mete la nata directamente en una manga pastelera con una boquilla de estrella ya puesta, y deja en el frigorífico la manga, para que coja un poco de cuerpo y actúe la gelatina.

Preparación de la crema de mantequilla

  1. En el bol de la batidora, por la mantequilla hasta que esponje un poco.

  2. Añade el azúcar y el sabor y bate hasta que veas que cambia de color y esponja bastante. Si consideras necesario, puedes añadir un cucharada de leche para que la crema sea un poco más suave.

Montaje del pastel

  1. Una vez que la plancha de bizcocho está fría, puedes cortarla con ayuda de un cortador con forma de corazón.

  2. Divide la crema de mantequilla y añade los colores que más te gustan a ti. Rellena mangas pasteleras preparadas con distintas boquillas de estrella cerrada, o las que más te gusten a ti.

  3. Pon a deshacer el chocolate blanco, y añade unas gotitas de aroma de fresa.

  4. Pon un corazón de bizcocho, luego una capa de nata, otra vez bizcocho y otra vez nata, para terminar con un corazón de bizcocho.

  5. Reparte el chocolate blanco por encima, como se aprecia en la imágenes. Yo lo he hecho ayudándome de una manga de papel.

  6. Forma las flores o figuras con las demás mangas que tienen la crema de mantequilla y esparce por encima purpurina holgrafica si quieres.

  7. Guarda los pasteles en el frigorífico hasta que los vayas a entregar.

Notas

  • El cortador con forma de corazón es un tamaño medio, ni muy grande ni muy pequeño. Dependiendo del tamaño te saldrán más o menos unidades, decide el tamaño que más te guste.
  • También puedes hacerlos de una capa únicamente, que quedan preciosos, pero recuerda regalar dos, ya que se quedan un poco cortos al ser una preparación tan poco pesada.
  • ¿Te gustaría ver alguna receta en especial en el blog? No dudes en proponermela.

¡Feliz día!

Deja un comentario

Calificación





*