Tarta de queso y limón sin horno

Tarta de queso y limón sin horno, un postre suave y fresco para el verano.

Tarta de queso y limón sin horno

En estos días de calor, un postre liviano y refrescante, es la terminación perfecta para una comida.

Y siguiendo con la tónica del blog últimamente, este es un postre fácil y económico que no necesita horno.

La realización de esta receta es sumamente fácil y rápida.
Los ingredientes es encuentran fácilmente en cualquier supermercado, o seguramente los tengas ya en casa.

Tarta de queso y limón sin horno

Se necesitan galletas tipo maría, yo utilizo la variante de galletas maría doradas, porque considero que da un toque especial al postre. Si tienes galletas maría normal, o la variante de galletas maría hojaldradas, puedes utilizarlas perfectamente. En este postre no las remojaremos en leche, ya que el postre tiene la suficiente humedad para que estas se suavicen.

Nata para montar, que nos aporta un sabor suave y rico, además de ser uno de los ingredientes principales para la reacción que va a hacer que la tarta cuaje sin gelatina ni nada similar.

Un dato, ¿has oido hablar de la nata agría?… es un ingrediente importante en la repostería, que hace que los postres tengan una humedad y sabor bastante especial.
Aunque se vende ya hecha, si no la encontramos en el supermercado, podemos realizarla en casa perfectamente y sin complicaciones.

¿Cómo se hace la nata agría?

Sólo vamos a necesitar nata para montar (la cantidad que indique la receta) y zumo de limón. Agregamos el zumo de limón a la nata para montar, y con una cuchara removemos para mezclarlo suavemente. Vamos a ver enseguida cómo la nata empieza a espesar. Comprobamos que se ha mezclado toda la nata y ya tenemos nuestra nata agria.

Si quieres comprobar como queda la nata agria en un postre, te recomiendo que pruebes la receta de tarta de queso cremoso o esta preciosa y rica tarta princesa sabor a nubes. Ninguna de estas dos recetas te va a defraudar.

Tarta de queso y limón sin horno

Otro ingrediente es la leche condensada, que servirá para lograr la reacción deseada, y además, endulzará la preparación. También aporta suavidad a la preparación.

Queso cremoso de untar, que aporta un poco de sabor, y también suavidad.  También ayuda a que la preparación tenga más cuerpo cuando cuaje.

Y por supuesto limones, para dar el sabor tan exquisito que tiene, y esencial para hacer la reacción que espese y solidifique la preparación.

Pero vamos a por esta receta tan fácil de Tarta de queso y limón sin horno.

Tarta de queso y limón sin horno

Tarta de queso y limón sin horno, una tarta fácil y económica para hacer este verano. Su sabor tan refrescante, y su textura tan suave, hace que este postre sea perfecto para terminar una comida de verano.

Course Postre
Autor Natalia

Ingredientes

  • 200 gr de galletas maría doradas.
  • 300 gr de queso cremoso de untar.
  • 200 ml de nata para montar.
  • 400 gr de leche condensada.
  • 150 ml de zumo de limón.

Instrucciones

  1. Escoge el molde que vayas a utilizar, yo he utilizado un molde desmontable de 18 cm de diámetro. Desmóntalo y ponlo sobre la base que vas a utilizar para servir. Forra las paredes del molde con papel de hornear, y monta la tarta directamente sobre la base, por dentro del molde.

  2. En un bol grande, bate un poco el queso con la ayuda de una espátula de silicona, hasta que sea una crema.

  3. Añade la nata y mezcla con el queso, hasta que estén completamente integrados ambos ingredientes.

  4. Añade la leche condensada y el zumo de limón colándolo, mezcla hasta que todos los ingredientes estén bien mezclados.

  5. Pon una capa de galletas en el interior del molde, partiéndolas si es necesario para rellenar huecos.

  6. Con ayuda de un cazo, pon una tercera parte de la crema de limón. Extiéndela y alísala sobre las galletas.

  7. Pon otra capa de galletas, y nuevamente pon un tercio de la crema. 

  8. Ya sólo te falta una capa de galletas y terminar con la crema. Alisa bien la última capa, y tapa con papel film el molde

  9. Mete a la nevera un mínimo de 5 horas, aunque si es mejor de un día para otro, mejor.

  10. Cuando vayas a servirla, abre el molde y retira el papel. Tritura dos galletas y has una decoración con ellas en la superficie de la tarta. O pon la decoración que más te guste.

Notas

  • Conserva la tarta en el frigorífico.
  • Puedes utilizar el molde que más te guste, no tiene que ser necesariamente un molde redondo.
  • ¿Te gustaría ver en el blog alguna receta en especial? ¡Dímelo en los comentarios!

¡Feliz día!

Deja un comentario

Calificación





*