TARTA DE QUESO CREMOSA O CHEESECAKE DE QUESO CREMOSO

Tarta de queso cremosa o cheesecake de queso cremoso, una delicia para el paladar de todos tus invitados. Una mezcla de limón y nata agria, que hará que despierten todos tus sentidos.

Tarta de queso cremosa o cheesecake de queso cremoso

Es una tarta de queso horneada, donde el principal ingrediente es la nata agria. Si no has utilizado nunca este ingrediente para hacer postres, te lo recomiendo, ya que deja un sabor y una textura diferente, deliciosa, húmeda.

Tarta de queso cremosa o cheesecake de queso cremoso

¿Nunca has probado una tarta elaborada con nata agría? Te recomiendo que pruebes esta tarta princesa con sabor a nubes,  además de ser una tarta preciosa, no te va a dejar indiferente el sabor.

La nata agria se puede comprar ya elaborada, pero por aquí es un poco difícil encontrarla, así que yo la elaboro en el momento. Es muy fácil, y realmente lo recomiendo. Prefiero hacerla yo misma, porque así, se que no me va a sobrar nada.

La elaboración es muy sencilla. Se utiliza nata para montar que podemos encontrar en cualquier supermercado y medio limón. Ponemos la cantidad de nata que vayamos a utilizar en la receta, y añadimos el zumo recién exprimido del medio limón. Mezclamos de forma envolvente y suave la nata, y vamos a ver cómo esta empieza a espesarse, mezclamos hasta que todo esté integrado, y ya tenemos nuestra nata agria.

Tarta de queso cremosa o cheesecake de queso cremoso

Esta tarta se hace en el horno al baño maría, esto quiere decir, de debemos meter nuestro molde en otro recipiente un poquito más grande con uno o dos dedos de agua, para que nuestra tarta de queso no se rompa al hornearse.

El recipiente que vamos a utilizar para hornear la tarta, debe ser desmontable, ya que nos facilitará mucho la tarea de desmoldar la tarta. Y este debe estar bien forrado por el exterior, de papel de aluminio, para que no pueda meterse el agua dentro del molde.

Hay otro ingrediente, que quizá no se use mucho en una tarta de queso o cheesecake, y es la harina fina de maíz o fécula de maíz ( en España se conoce mas como Maizena, aunque realmente esto sea una marca).

Al ser una tarta que lleva tal cantidad de nata agria, va a soltar un poquito de agua incluso después de horneada. Al incorporar la harina fina o fécula de maíz, absorberá bastante cantidad de esta, y no tendremos mayor problema.

Si decides hacer esta tarta, pero poniendo un bizcocho como base, este absorberá el líquido, e incluso podrías ahorrarte añadir la harina de maíz, aunque sinceramente, no te recomiendo excluir la fécula de maíz.

Como decoración y acompañamiento, he añadido lemon curd o crema de limón, que siempre es una buena opción para una tarta de queso.

La receta que he utilizado para hacer la crema de limón o lemon curd, es la que tengo publicada en el blog,  pero si que he hecho menos cantidad, para que no me sobrase.

Aunque sinceramente, tampoco es que dure mucho en la nevera, porque para desayunar en unas tostadas, está de vicio.

Tarta de queso cremosa o cheesecake de queso cremoso

Lo mejor de esta tarta cremosa de queso o cheesecake de queso cremoso, además de su increíble sabor, es su textura. Nunca he comido una tarta de queso horneada tan cremosa. Cuando la cortas para servirla, te da la sensación de estar partiendo queso de untar directamente, de lo suave y cremosa que queda.

Y otra cosa a tener en cuenta de esta tarta de queso, es la durabilidad. Aguanta hasta una semana en el frigorífico. Por esto es perfecta para hacerla con antelación, sin prisas y disfrutando todo el proceso.

La receta de tarta de queso cremosa o cheesecake cremoso.

Tarta de queso cremosa o cheesecake de queso cremoso

Una tarta que como su propio nombre indica, es una tarta de queso muy cremosa y con un sabor muy particular que le aporta la nata agria.

Course Postre
Autor Natalia

Ingredientes

  • 730 gr de nata para montar.
  • 2 limón.
  • 450 gr de queso para untar.
  • 200 gr de azúcar normal.
  • 1 cucharada de harina o fécula de maíz.
  • 3 huevos grandes.
  • 1 cucharadita de vainilla.
  • 1/2 cucharadita de sal fina.

Instrucciones

  1. Lo primero es poner a precalentar el horno a 175ºC.

  2. Prepara un molde desmontable de 20 cm de diámetro por 5 o 6 cm de altura, forrándolo con papel de aluminio para evitar que pueda entrar el agua. Y forra el fondo con papel de horno para ayudar en el desmoldado.

  3. En un recipiente grande, pon la nata para montar y añade el zumo de uno de los limones. Con una cuchara, ve mezclándolo con la nata, de forma suave y envolvente. Verás como poco a poco la crema se espesa, una vez bien mezclado, reserva.

  4. En un bol grande bate con varillas el queso junto con el azúcar y la harina de maíz (maizena), hasta que esté suave y lisa la mezcla.

  5. Añade los huevos de uno en uno, batiendo hasta su completa integración.

  6. Exprime el otro limón, y añade 3 cucharadas del zumo colado, añade también la vainilla y la sal. Mezcla hasta integrar.

  7. Añade la nata agria (nata de montar + zumo de limón) que tenemos reservada, y bate hasta justo integrarla.

  8. Verte la mezcla en el molde que tenemos preparado, repartirla y alisarla.

  9. Coloca el molde dentro del otro más grande, y añade dos dedos de agua muy caliente.

  10. Hornea durante una hora, y apaga el horno. Deja dentro la tarta una hora mas, sin abrir la puerta.

  11. Después de una hora, saca la tarta, y pon el molde sobre una rejilla enfriadora hasta que se enfríe completamente, recuerda retirar el papel de aluminio cuando la pongas sobre la rejilla.

  12. Una vez fría, envuelve en papel film y métela en el frigorífico hasta el día siguiente, si puede ser más de 12 horas, mejor.

  13. Para desmoldarla, pasa un cuchillo por el exterior de la tarta, bien pegado al molde, y abre y saca este.

  14. Pon un plato grade en la superficie, y da la vuelta a la tarta. Retira el papel de horno y pon el plato donde vayamos a servirla, dale la vuelta nuevamente.

  15. Y sólo queda poner el lemon curd por encima, si es así como queremos presentarla. (La receta de la crema de limón o lemon curd, está el enlace en 'notas de la receta' o en el mismo texto de la entrada).

  16. Mete la tarta en la nevera hasta la hora de servir.

Notas

  • Envuelve muy bien el molde desmontable con el papel de aluminio, para que no pueda entrar nada de agua.
  • Es una tarta que nos aguanta hasta una semana en la nevera, es perfecta para hacerla con anticipación.
  • La receta del lemon curd o crema de limón está en el blog, aquí.
  • ¿Te gustaría ver en el blog alguna receta en especial? Cuéntamelo.

¡Feliz día!

Deja un comentario

Calificación





*