Helado de chocolate fácil y delicioso

Helado de chocolate fácil y delicioso, para disfrutar este verano.

Helado de chocolate fácil y delicioso

Antes de seguir, debo decirte que no es un sabor refinado, si delicioso, pero no refinado. Es un sabor a chocolate primitivo, sin aderezos de ningún tipo.

Lo mejor de este helado, además de su sabor, es la facilidad en la ejecución.
Sólo tres ingredientes, más unos pistachos para decorar si queremos.

Algo muy importante también de esta receta, es que no vamos a necesitar ni heladora, ni estar pendientes de batir el helado mientras este se congela. La utilización de la leche condensada, unido a un perfecto embalaje a la hora de congelar consiguen esto.

Helado de chocolate fácil y delicioso

La elaboración de este helado de chocolate fácil y delicioso, es como su propio nombre indica… fácil, muy fácil.

Lo primero es derretir el chocolate, para que se vaya enfriando antes de poder utilizarlo. Es importante que el chocolate enfríe lo suficiente, pero aún siga líquido para poder mezclarlo con la leche condensada.

En este paso (mezclar los dos ingredientes) es posible que se solidifique parte del chocolate antes de que empieces a mezclarlo, no te preocupes, tengo la solución. Si la parte solidificada, se convierte en trocitos pequeños al batirlo, y te gusta que puedas encontrarlo cuando lo comas, no hagas nada.

Si por el contrario, quedan trozos que puedas pensar que van a molestar cuando comas el helado, lo mejor es calentar (al baño maría) esta mezcla poco a poco mientras la remueves. Cuando veas que el chocolate se empieza a derretir, retíralo del fuego y bate con energía hasta que se disuelva completamente o en trocitos aceptables para ti.

Es importante que dejes enfriar nuevamente esta mezcla antes de añadirla a la nata ya montada, para que esta no se estropee o se baje completamente. Ten en cuenta, que la nata va a perder bastante volumen cuando añadas la nata y chocolate, pero batiendo rápido, cogerá un poco de la consistencia perdida.

Y lo más importante para que este helado sea todo un éxito, es sellarlo bien mientras se congela. Esto quiere decir, que además de la tapa del recipiente donde vayas a congelar el helado, debes forrar este recipiente con film de cocina, para que no pueda entrar nada nada de aire.

Helado de chocolate fácil y delicioso

Pero oye, que si prefieres otros sabores, también puedes encontrarlos en el blog, hay algunos muy interesantes que deberías probar. Te aconsejo que pruebes este helado de café con dulce de leche,  este bonito helado de fresa y chocolate blanco o el simpático helado de galletas surtidas.

Pero vamos a por esta fácil receta.

Helado de chocolate fácil y delicioso

Un delicioso helado con una ejecución muy rápida y fácil. Con solamente tres ingredientes, consigues un dulce con intenso sabor a chocolate. 

Course Postre
Prep Time 20 minutos
Autor Natalia

Ingredientes

  • 125 gr de chocolate negro para postres.
  • 250 ml de nata para montar fria.
  • 250 gr de leche condensada desnatada a temperatura ambiente.
  • Pistachos (opcional).

Instrucciones

  1. Lo primero es derretir el chocolate, para que vaya enfriando. Si dominas la temperatura del microondas, puedes hacerlo en este, o puedes derretirlo al baño maría. Reserva.

  2. En un bol grande, monta la nata con batidora de varillas, hasta que sea consistente. Guárdala en el frigorífico mientras mezclamos lo demás.

  3. En otro bol más pequeño, pones la leche condensada a temperatura ambiente y añades el chocolate que tenemos derretido, y que estará templado. Remueve rápidamente, para que se mezclen perfectamente ambos ingredientes. 

  4. Una vez bien mezclados, añades esta mezcla a la nata que tienes reservada en la nevera. Mezcla mejor con la batidora de varillas que has utilizado para montar la nata. La nata se bajará, no te preocupes, sigue batiendo hasta que coja un poquito de consistencia.

  5. Una vez que están todos los ingredientes mezclados, pon tu futuro helado, en un recipiente con tapa apto para el congelador. Repártelo y alísalo bien antes de cerrar el recipiente. Una vez cerrado, envuelve con varias capas este recipiente con film, para que no pueda entrar aire por ningún sitio. Mételo al congelador durante varias horas antes de servir.

  6. Cuando vayas a servirlo, déjalo fuera unos 10 minutos, para que luego sea más fácil servirlo. Pica unos pistachos por encima, y sirve.

Notas

  • La leche condensada puede ser entera o desnatada. Yo he usado desnatada para quitar alguna caloría, y funciona realmente bien en el helado. Pero si sólo tienes la normal, no dudes en utilizarla.
  • No, no es un error ni un olvido que no tengas que utilizar heladera, o remover el helado antes de que se congele totalmente. La utilización de la leche condensada, y el buen sellado del recipiente, evita la formación de esos cristalitos tan molestos al paladar.
  • Si al mezclar el chocolate derretido con la leche condensada, el chocolate se solidifica en pequeños trocitos (puede que las temperaturas fuesen demasiado distintas), calienta la mezcla al baño maría. Una vez que esos trocitos se han derretido, espera a que enfríe la mezcla y sigue con el siguiente paso.
  • ¿Te gustaría ver en el blog alguna receta en especial? ¡Cuéntamelo!

¡Feliz día!

Deja un comentario

Calificación





*