Tarta de nata y frambuesas
tarta_nata_frambuesas4

Tarta con aroma de almendras, nata y frambuesas.
Es el típico brazo de gitano pero en tarta. Ese bizcocho suavecito, blandito, que parece que no existe pero está ahí… pues ese mismo, más gordito, formando una tarta.

tarta_nata_frambuesas3

La verdad es que siempre he tenido problemas con los brazos de gitanos, se me rompían al enrollarlos, hasta encontrar esta receta.

Estoy metida en un proceso de total transformación, y uno de los aspectos es el entorno…  y oye… que después de pintar pareces, techos y muebles… me apetecía un buen capricho, y esta tarta lo es.

tarta_nata_frambuesas2

Está realizada en tres moldes de 18cm desmontables. No os preocupéis si llenáis mucho los moldes, es un bizcocho que va a subir mucho, pero lo hace para arriba, no se desborda.
Se hincha mucho, pero al poquito de sacarlo del horno se baja completamente, no os asustéis, esto es así.

tarta_nata_frambuesas1

La tarta está rellena de nata y frambuesas. El queso que sale en la receta, no es para darle sabor a la nata, sino para estabilizarla, que es la forma que mejor me resulta a mi. Si tú montas la nata como nadie, y tienes otra forma de estabilizarla, por favor, cuenta cuenta… 🙂

tarta_nata_frambuesas

Es cierto, no es la tarta mas bonita, pero en cuento la pruebas ya no te importa.
Es suave, cremosa, ligera…
Advierto… repites…

Ingredientes para el bizcocho:

  • 120 gr de harina de repostería.
  • 215 gr de azúcar normal.
  • 1 cucharadita de levadura en polvol
  • ½ cucharadita de sal.
  • 100 gr de aceite vegetal.
  • 55 gr de agua.
  • 4 yemas de huevo a temperatura ambiente.
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla.
  • 5 gotas de extracto de almendras dulces.
  • 6 claras de huevo.
  • ¼ cucharadita de crémor tártaro (opcional).

Preparación:

  • Precalentamos el horno a 160ºC.
  • Preparamos los moldes, ponemos en el fondo papel de hornear, y engrasamos bien.
  • En un tazón grande, tamizamos junto la harina, 160 gr del azúcar, levadura y la sal, revolvemos un poco.
  • En un tazón pequeño mezclamos el aceite, el agua, las yemas y los extractos.
  • Ponemos a batir las claras a velocidad media, cuando empiece a espumar, añadimos el crémor tártaro (si lo vamos a echar). Cuando empiecen las claras a formar picos suaves, echamos el resto del azúcar, poco a poco y sin dejar de batir. Subimos la velocidad al máximo hasta que formen picos duros.
  • Mientras, echamos los líquidos en la mezcla de los ingredientes secos, y mezclamos hasta que sea una pasta suave.
  • Una vez montadas las claras, ponemos la mitad de ellas en la pasta suave que tenemos, y lo mezclamos suavemente, intentando no bajar demasiado las claras. Echamos el resto de las claras, y las mezclamos igual, hasta que quede bien uniforme y suave.
  • Lo pasamos a los moldes que tenemos preparados y horneamos unos 20 minutos, o hasta que introduciendo un palillo en el centro este salga limpio.
  • Cuando saquemos los moldes del horno, los ponemos que enfríen en una rejilla, y cuando los podamos manejar sin quemarnos, desmoldamos y dejamos enfriar completamente los bizcochos (sobre la rejilla enfriadora). Recordad que los bizcochos se van a desinflar, es así.

Ingredientes relleno:

  • Una tarrina de frambuesas frescas.
  • 4 cucharadas de mermelada de frambuesa.
  • 200 gr de queso de untar.
  • 250 ml de nata para montar.
  • 170 gr de azúcar.

Preparación relleno:

  • Si la mermelada de frambuesa tiene las pitas, debemos colarla primero, para dejarla bien suave. La pasamos por un colador fino, aplastándola con una cuchara por ejemplo, reservamos.
  • Lavamos las frambuesas frescas y dejamos que sequen sobre un papel absorbente. Reservamos.
  • En un recipiente frio, echamos la nata para montar, también fría, y empezamos a batirla a velocidad media.
  • Cuando la nata empiece a espesar, añadimos el queso, cucharada a cucharada y seguimos batiendo aumentando la velocidad.
  • Un poco mas tarde, cuando veamos que está espesando mas la nata, añadimos el azúcar en forma de lluvia, y seguimos batiendo hasta que se monte bien.
  • Vamos a saber que está bien montada, cuando las varillas formen surcos profundos y se vean amarillentos.
  • Sacamos un poco mas de la mitad de la nata a un recipiente frio, y en la nata que queda en el bol de la batidora añadimos la frambuesa colada, y batimos para que se mezcle.

Montaje pastel

  • Una vez que tenemos los bizcochos fríos, ponemos en la bandeja, pedestal o plato donde vayamos a presentarlo, un poco de nata en el centro y uno de los bizcochos por encima.
  • Ahora toca una buena capa de nata, intentando que quede igualada por toda la superficie. Colocamos encima de la nata las, frambuesas frescas, colocándolas de forma que queden planas y de forma homogénea por toda la superficie.
  • Otro bizcocho, y una capa de la nata con la mermelada de frambuesas, y por último el otro bizcocho. Intentamos que todos los bizcochos estén nivelados, si es necesario, apretamos los bizcochos. Aunque se salga la nata por los laterales, no pasa nada, ya que esa nata la extenderemos para cubrir los laterales.
  • Ya sólo quedan dos pasos. Uno, recubriremos toda la tarta con la nata y la frambuesa. Con una espátula de repostería recubrimos tanto los laterales como la parte superior de la tarta. Se cogen y se alisan las natas por separado, para que no se mezclen mucho los colores, y así se note la diferencia.
  • Y segundo, la comemos.

Buen provecho… y feliz día!!

¡Hola! Me llamo Natalia y estas en mi blog de cocina.

Todas las recetas de este blog, están realizadas en una cocina normal con utensilios (mayoritariamente) normales, y con ingredientes comunes.

Si yo puedo hacerlas en mi cocina, tú también puedes

Recetas más populares

Masa de galletas para decorar
Tarta de queso del restaurante La Viña
Flan de claras de huevo
Buttercream o crema de mantequilla para hacer flores
Flan de café fácil y sin horno
Mantecol argentino
Glasa real o royal icing
Tarta Pantera Rosa
Tarta de vainilla
Tarta de queso y chocolate blanco sin horno