Tartaletas de queso y manzana verde

Tartaletas de queso y manzana verde. Ácido y dulce en el mismo bocado… si te gusta ese contraste, este postre de tartaletas de queso y manzana verde te va a encantar.

Después de pasar una temporada medio vacacional (forzosa), traigo un bocadito que te puede encantar… o disgustar… no hay mucho termino medio. Si te gustan las manzanas bien verdes, bien ácidas, y si te gusta la miel… entonces te encantarán. Si algo de esto no te gusta, no es para ti 🙂

Empiezan a recogerse algunas manzanas, como os podéis imaginar aún muy muy verdes y pequeñas. Para quien no sepa de manzanos, cuando empiezan a crecer las manzanitas, se descarga el árbol, esto es: en la rama donde hay muchas manzanas, se cogen unas pocas, para que las otras crezcan mejor. Esas manzanas son casi imposibles de comer a bocados, de lo verdes que están, pero si las partes, el olor es increíble. Por eso, intentad que sean lo más verdes posibles.

El postre se puede hacer en cualquier molde, yo he elegido individuales porque me parecía mas mono. Si quieres hacer una tarta, puedes sin problema, sólo cambia el molde.

Puedes poner también más azúcar, pero no te lo aconsejo. En el postre debe notarse ese contraste, con más azúcar, quedaría demasiado dulce por la miel. ¿Quieres aún más contraste? No pongas azúcar… pero esto sólo para los valientes… pero si que puedes rebajar a la mitad.

Es mejor desmoldar unas dos horas antes de servir, para que la galleta se humedezca un poco, pero la miel… mejor al momento o minutos antes de servir.

Espero que os guste, tartaletas de queso y manzana verde.

Tartaletas de queso y manzana verde

Un postre que mezcla lo dulce y lo ácido, de textura suave con unos toques de crujiente.
Course Postre
Autor Natalia

Ingredientes

  • 500 ml de nata de montar.
  • 500 ml de leche entera.
  • 300 gr de queso de untar.
  • 500 ml de zumo de manzana verde recién obtenido.
  • 1 limón.
  • 1 kg 1kg , 1 y 1/2 kg de manzanas muy verdes (peso aproximado, dependerá del zumo que pueda extraer licuando las manzanas).
  • 60 gr de azúcar.
  • 6 láminas de gelatina neutra.
  • Nueces.
  • Miel.
  • Galletas tipo digestive.

Instrucciones

  1. Batir el queso en un recipiente hasta ablandarlo y volverlo crema.
  2. Poner en una cazuela, a fuego medio-bajo, el queso, la leche, la nata y el azúcar. Revolver a menudo para que se integren todos los ingredientes y el queso se deshaga bien.
  3. Pelamos las manzanas, las cortamos y las vamos poniendo en un cuenco junto con el zumo de limón, para que no se oxiden.
  4. Cuando veamos que el queso se ha disuelto bien, ponemos a remojar las láminas de gelatina. Pasados unos dos minutos, retiramos del fuego la crema, y cuando estén blandas las láminas de gelatina, las incorporamos a la preparación y las integramos bien. La crema debe estar caliente para que se disuelva la gelatina.
  5. Licuamos las manzanas hasta conseguir 500ml de zumo y lo incorporamos a la crema. Removemos bien y lo ponemos en los moldes que hayamos elegido. Los llevamos al frigorífico hasta que se solidifiquen bien. Si tienes mucha prisa, llévalo al congelador directamente y vigílalo para que no se congele.
  6. Una vez que se hayan solidificado, los desmoldaremos para presentarlos en la bandeja o plato definitivos. Pon una galleta como base y la tartita encima, añade una media nuez y miel por encima.

Notas

  • Reserva en el frigorífico hasta la hora de servir.
  • ¿Te gustaría ver alguna receta en especial en el blog? ¡Dímelo en los comentarios!

¡Feliz día!

Deja un comentario

Calificación





*