Tarta calabaza de plátano y nutella

Ir a la Receta

Esta bella tarta calabaza de plátano y nutella es un bonito detalle dulce para el día de halloween.

Calabaza de plátano y nutella

Aparentemente, una calabaza debería saber a calabaza, sería lo más lógico, lo reconozco. Pero ya que el mundo del dulce es pura fantasía, mi calabaza tenía que sorprender. Y este bizcocho de plátano y nutella lo hace de forma positiva.

Si quieres ver otros dulces relacionados con halloween, los puedes ver en este enlace. Te recomiendo que veas estos minidonuts de calabaza para halloween, son bonitos y saben riquísimos.

Es un bizcocho muy húmedo, con sabor a plátano y con nutella en cada bocado.

Tarta calabaza con sabor a plátano y nutella

Para que este bizcocho sea tan húmedo, he utilizado el buttermilk y el plátano. Estos dos ingredientes, son perfectos para mantener la humedad y que el bizcocho esté más jugoso a lo largo de los días.

¿No sabes lo que es el buttermilk? El buttermilk es el líquido obtenido al batir la nata para convertirla mantequilla. Con un aspecto similar a la leche desnatada, pero con un sabor amargo como consecuencia de la maduración de la nata en el proceso de transformación. También se conoce como suero de mantequilla, y leche agria. Y seguro que se conoce por otros nombres dependiendo del país. Si conoces otro nombre, por favor, pónmelo en los comentarios.

El buttermilk es cada vez es más fácil encontrarlo en las grandes superficies, pero lo más importante, es que lo podemos hacer en casa al momento. Y lo mejor de esto, es que sólo se requieren dos ingredientes y además únicamente preparas el buttermilk que necesitas.

¿Cómo se hace? Realmente fácil. Pon en leche la cantidad que necesita la receta de buttermilk, y añade el zumo de medio limón colado. Espera unos minutos y verás que la leche queda con aspecto de leche cortada. Ya lo tienes, listo para utilizarlo en la receta.

Porción de la tarta calabaza de plátano y nutella

Y el plátano, para que aporte humedad, tiene que estar maduro. Ya sabes, cuando has comprado demasiados plátanos y ves que se están madurando rápidamente, no te preocupes, aquí tienes una receta para poder utilizarlos.

Estos dos ingredientes hacen que estatarta calabaza de plátano y nutella, sea una verdadera delicia.

Interior tarta calabaza

Debo reconocer, que no es el mejor bizcocho para modelar, ya que la miga se suelta mucho, pero merece la pena. Si prefieres no tallar una calabaza, este bizcocho de plátano y nutella, puedes hornearlo en dos moldes de 18 cm de diámetro y adornarlo y rellenarlo con la crema de mantequilla de nutella, y te quedará fantástico.

Pero vamos a por la receta.

Tarta calabaza de plátano y nutella

Una bella y adorable tarta de plátano y nutella con forma de calabaza. Un bonito detalle para el día de halloween. Con un húmedo y delicioso bizcocho que no te va a dejar indiferente.

Course Postre
Servings 10

Ingredientes

Ingredientes para el bizcocho

  • 320 ml de leche entera.
  • Medio limón.
  • 3 plátanos medianos maduros como 1 y 1/2 taza de puré.
  • 375 gr de harina todo uso.
  • 1 y 1/2 cucharadita de levadura en polvo.
  • 1 cucharadita de bicarbonato de sodio.
  • 1/2 cucharadita de canela en polvo.
  • 1/2 cucharadita de sal fina.
  • 170 gr de mantequilla sin sal a temperatura ambiente.
  • 200 gr de azúcar blanco.
  • 100 gr de azúcar moreno.
  • 3 huevos talla L (grandes).
  • 2 cucharaditas de esencia de vainilla.
  • 200 gr de nutella.

Ingredientes de la crema de mantequilla de nutella

  • 150 gr de nutella.
  • 200 gr de azúcar impalpable o azúcar glas.
  • 250 gr de mantequilla sin sal a temperatura ambiente.

Otros ingredientes

  • Fondant blanco.
  • Colorante líquido dorado.
  • Colorante en polvo brillante.

Instrucciones

Preparación bizcocho

  1. Necesitamos dos moldes de media esfera con un diámetro de 16-18 cm.

  2. Añade el zumo de limón a la leche (no remuevas). Reserva.

  3. En un bol, mezcla la harina, el polvo de hornear, el bicarbonato de sodio, la canela y la sal. Reserva.

  4. Bate la mantequilla durante 1 o 2 minutos o hasta que esté cremosa y suave.

  5. Añade los dos azúcares y bate hasta mezclar bien. Raspa los lados y el fondo.

  6. Añade los huevos y la vainilla y bate hasta que estén todos los ingredientes bien mezclados.

  7. Añade el puré de plátano y mezcla.

  8. Incorpora a esta crema la mitad de la mezcla de harina, mezcla de forma más lenta.

  9. Añade toda la leche y bate a baja velocidad.

  10. Añade el resto de la mezcla de harina y bate. Cuando veas que están todos los ingredientes mezclados deja de batir. Remueve con una cuchara de silicona y reparte entre los dos moldes.

  11. Divide por la mitad la nutella, y añádela por encima de la mezcla con ayuda de una cuchara, repartiéndola pero no mezclándola.

  12. Hornea durante 45 minutos y mira si están ya horneados. Si es necesario déjalos unos minutos más.

  13. Sácalos y deja que se templen en los mismos moldes. Una vez templados, desmolda y deja que enfríen sobre una rejilla completamente.

  14. Una vez fríos envuélvelos en papel film y llévalos al frigorífico hasta el día siguiente.

Preparación de la crema de mantequilla de nutella

  1. Bate la mantequilla hasta que esté cremosa.

  2. Añade el azúcar impalpable y bate hasta que la mantequilla claree y esponje. Raspa a menudo los laterales y el fondo y bate hasta que toda la mantequilla esté clara.

  3. Añade la nutella y bata hasta que se incorpore completamente. Ya tienes la crema.

Montaje de la tarta

  1. Saca los bizcochos del frigorífico, y nivela la parte de arriba. Es decir, quita la barriguita que le habrá salido al bizcocho.

  2. Si tu molde es muy redondo, aplana donde va a ser la parte de abajo de la calabaza, para que puedas asentarla en la base.

  3. Pon una de las partes sobre la base donde vayas a servirla, 'pegándola' con un poco de crema de mantequilla de nutella. Pon una capa fina sobre la superficie y pon la otra parte encima, haciendo con los dos bizcochos una especie de esfera.

  4. Si crees que puedes dar forma de calabaza a esta esfera, puedes hacerlo ahora. Si consideras que se deshace demasiado el bizcocho, por una capa fina de crema de mantequilla cubriendo toda la tarta. Una capa fina. Y lleva la tarta al frigorífico hasta que la crema endurezca.

  5. Una vez endurecida, modela recortando el bizcocho donde corresponda para dar la forma de calabaza. Si te pasas cortando, puedes volver a poner el bizcocho pegándolo con la crema de mantequilla.

  6. Una vez tengas la forma, cubre con el resto de la crema, terminando de darle forma, y cubriendo todo el bizcocho. Intenta dejar la crema bien finita, sin imperfecciones. Vuelve a meter la tarta en el frigorífico hasta que endurezca la crema.

  7. Extiende el fondant blanco, lo más fino que puedas y con una superficie que pueda cubrir la tarta.

  8. Saca la tarta del frigorífico y cúbrela directamente con el fondant. Con delicadeza ve pegando el fondant a la tarta, marcando bien la forma. Corta el fondant que te sobre y haz un rabito para la calabaza. Que vas a pegar a la parte superior simplemente mojando un poco el fondant donde va el rabito.

    Haz bolitas o lágrimas de fondant, para bordear la tarta y que esté más bonita.

  9. Termina pintando con los colorantes la superficie del fondant.

Notas

  • Para hacer el buttermilk, puedes utilizar leche entera, semi o desnatada.
  • La tarta una vez con el fondant, es mejor no meterla al frigorífico. 
  • Aguanta hasta cuatro días en perfecto estado a temperatura ambiente, aislándola del aire.
  • Puedes utilizar fondant de color directamente, el rosa claro y el dorado queda precioso.

¡Feliz día de halloween!

Deja un comentario

Calificación





*