Tarta de queso y dulce de leche
Tarta de queso y dulce de leche.

Tarta de queso y dulce de leche… Es empalagosa, quizá demasiado dulce… demasiado suave sin el praliné… se desparrama si la sirves antes de tiempo…  … pero nunca sobra..

Tiene una base muy básica, galletas y mantequilla, muy fina… nada de otro mundo.

Tarta de queso y dulce de leche.

El cuerpo de la tarta, el meollo del postre, con lo que nos vamos a deleitar… sólo lleva dos ingredientes, queso y dulce de leche, nada más…

Tarta de queso y dulce de leche.

Y terminamos con una capa de praliné picadito…

No lleva nada más… y nunca sobra..

Tarta de queso y dulce de leche.

Lo importante para que esta tarta salga perfecta es, el tiempo de reposo, y el queso utilizado.

El queso que utilicemos, debe ser la versión normal, aquí no vale la versión light. Vamos a batirle bastante, por eso, va a necesitar varias horas para que vuelva a coger consistencia. Es una tarta para hacerla de un día para otro.

Otra cosa a tener en cuenta, es el praliné de la parte superior. Si lo añadimos nada mas poner la crema en el molde, y lo dejamos reposar en el frigorífico de un día para otro, pasa lo que se ve en las fotos… se empieza a deshacer (ojo, que está riquísimo). Pero si lo queremos tal como es, debemos añadirlo justo antes de servir la tarta. Esto os lo dejo a vuestro gusto. ?

Tarta de queso y dulce de leche.

En las fotos se observa un poco menos compacta de lo que debe quedar. Hay días en que los tiempos no acompañan… ? ? ?

Si queréis un día hago una entrada sobre el proceso de hacer un postre, sacar unas fotos y publicar la entrada… hay días en que me acuerdo mucho del señor Murphy ? ?

La receta.

Tarta de queso y dulce de leche

Empalagosa, demasiado dulce, demasiado suave… un vicio.
Plato Postre
Raciones 6

Ingredientes
  

  • 80 gr de galletas tipo maría.
  • 30 gr de mantequilla derretida.
  • 300 gr de queso de untar normal.
  • 250 gr de dulce de leche.
  • Praliné de almendras. (Receta en notas).

Elaboración paso a paso
 

  • Vamos a utilizar un molde de 16 cm desmontable.
  • Trituramos las galletas, hasta volverlas polvo, y mezclamos con la mantequilla derretida. Ponemos la pasta en el fondo del molde, y la aplastamos bien, que quede compacta. Llevamos al frigorífico mientras preparamos la mezcla de queso.
  • En un bol, ponemos el queso y el dulce de leche, y batimos hasta que estén muy bien mezclados. 
  • Rellenamos el molde que tenemos en el frigorífico. Lo vamos a hacer teniendo cuidado, de que no nos queden zonas donde no llegue la crema. No podemos dar golpecitos con el molde en la encimera para que se acomode la crema, porque podemos romper la base. Con ayuda de una espátula, cuchara o similar, colocamos la crema. La alisamos bien, y metemos en el frigorífico, por lo menos ocho horas. Mejor de un día para otro.
  • Cuando veamos que la crema, ha pasado a la consistencia del queso antes de utilizarlo, ya podemos servirla.
  • Antes de servirla, picamos fino un poco de praliné de almendras, y lo espolvoreamos por encima.
  • ¿Te apetece?  😉

Notas

  • Si usamos la versión light en el queso, no tendrá la misma consistencia, se necesita la versión normal. (Lo he intentado, y no hay manera…).
  • También puedes añadir el praliné de almendras cuando metes la tarta al frigorífico para que repose. En este caso, el praliné se va a deshacer un poco, debido a la humedad de la crema y del frigorífico, y dará el resultado que se ve en las fotografías. También está muy bueno.
  • Receta del praliné.

¡Hola! Me llamo Natalia y estas en mi blog de cocina.

Todas las recetas de este blog, están realizadas en una cocina normal con utensilios (mayoritariamente) normales, y con ingredientes comunes.

Si yo puedo hacerlas en mi cocina, tú también puedes

Recetas más populares

Masa de galletas para decorar
Tarta de queso del restaurante La Viña
Flan de claras de huevo
Buttercream o crema de mantequilla para hacer flores
Mantecol argentino
Flan de café fácil y sin horno
Glasa real o royal icing
Tarta de vainilla
Tarta Pantera Rosa
Tarta de queso y chocolate blanco sin horno