Victoria Sponge Cake

Victoria Sponge Cake, un clásico entre los clásicos. Si pillas el punto a este bizcocho, se convertirá en una receta comodín.

Victoria Sponge Cake


Victoria Spong Cake, un clásico de la repostería británica, os prometo que es perfecto para la hora del te.

Victoria Sponge Cake

Seguro que habéis oído hablar de este pastel, y hasta es posible que  alguno lo haya horneado sin saber qué se llama así.
Esta receta también es la típica que produce controversias, unos dicen que lleva levadura, otros que no, algunos le añaden naranja… esta es la versión que a mí… a mí, mas me gusta.

Victoria Sponge Cake

Es muy sencilla y rápida de hacer, los ingredientes son habituales en las cocinas, harina con levadura, huevos, azúcar en polvo, mantequilla sin sal y esencia de vainilla. El relleno, nata y mermelada.

Es una tarta que mejor consumirla en el mismo día, al menos si la rellenas. El bizcocho solo, puede durar un par de días envuelto en film, a temperatura ambiente. Si lo rellenamos lo tenemos que meter en el frigorífico casi de inmediato, y eso hace que el bizcocho endurezca un poco…

Victoria Sponge Cake

La receta.

Victoria Spong Cake

Natalia
Victoria Spong Cake, un clásico de la repostería británica, os prometo que es perfecto para la hora del te.
Plato Postre
Raciones 10 personas

Ingredientes
  

  • 4 huevos.
  • Harina con levadura incorporada el mismo peso que los huevos.
  • Azúcar en polvo glas, el mismo peso que los huevos.
  • Mantequilla sin sal a temperatura ambiente el mismo peso que los huevos.
  • Una cucharada de pasta de vainilla.

Elaboración paso a paso
 

  • Ponemos a precalentar el horno a 170ºC, y preparamos dos moldes de 20cm, poniendo un papel de hornear en el fondo, y engrasando con spray los laterales y el fondo.
  • En un recipiente grande, ponemos la mantequilla, el azúcar y la vainilla, y batimos hasta que todo este muy bien integrado, esponjoso y blanquecino.
  • Empezamos a añadir los huevos previamente batidos, de poco en poco, como una cucharada cada vez, y batimos muy bien. Antes de añadir más huevo, el anterior tiene que estar completamente integrado.
  • Por último añadimos la harina, pero no la batiremos, la vamos a mezclar con un espátula de silicona, la integramos manualmente.
  • Repartimos la masa en los dos moldes, de forma igualitaria y horneamos de 25 a 30 minutos. Para saber que está horneado, introducimos un palillo en el centro, y si sale limpio, es que esta horneado.
  • Lo sacamos del horno, y lo dejamos enfriar un poco en los moldes y sobre una rejilla, cuando podamos manipular los moldes, sacamos el bizcocho y lo dejamos enfriar completamente sobre la rejilla.
  • Para decorarla, ponemos uno de los bizcochos en el plato donde vayamos a presentarla, añadimos una capa de mermelada de fresa, una capa de nata montada, y otra capa de mermelada. Terminamos con el otro bizcocho, al que añadimos un poco de azúcar glas por encima para decorar.

Notas

  • Es mejor servirla en el mismo día, y rellenarla en el último momento. Si guardamos en el frigorífico la tarta, debemos tener en cuenta que el bizcocho endurecerá un poco, y que necesitará un tiempo fuera del frío, para que coja su textura ideal.
  • ¿Te gustaría ver en el blog alguna receta en especial? ¿Cuéntamelo!

Feliz día!!

¡Hola! Me llamo Natalia y estas en mi blog de cocina.

Todas las recetas de este blog, están realizadas en una cocina normal con utensilios (mayoritariamente) normales, y con ingredientes comunes.

Si yo puedo hacerlas en mi cocina, tú también puedes

Recetas más populares

Masa de galletas para decorar
Tarta de queso del restaurante La Viña
Flan de claras de huevo
Mantecol argentino
Flan de café fácil y sin horno
Tarta de vainilla
Tarta de queso y chocolate blanco sin horno
Buttercream o crema de mantequilla para hacer flores
Glasa real o royal icing
Mermelada de sandía casera