Tarta de vainilla y toffee

Tarta de vainilla y toffee, una tarta para celebraciones o días especiales. Un bizcocho esponjoso relleno de crema de mantequilla suiza con toffee.

Ir a la Receta
Tarta de vainilla y toffee

¿No sabes lo que es el toffee? Es una crema que se hace con caramelo y nata.
En esta ocasión, el toffee es de la versión fuerte, ya que así me lo pidieron. Sí, hay una versión suave y una versión fuerte, y todo depende del azúcar que utilicemos en su elaboración.

Cuando utilizamos azúcar blanca (la normal), al hacer el caramelo, el toffee sale con un sabor más suave y el color más claro. Si utilizamos azúcar moreno para hacer el caramelo, el sabor resultante es mucho más fuerte y el color más oscuro.

Si no conoces el toffee, te diré que es un recurso muy valioso para la elaboración de postres, ya que puedes utilizarlo como relleno, acompañamiento o para decoración.

Tarta de vainilla y toffee

¿Cómo se elabora el toffee? Pues realmente de una forma muy sencilla. Lo primero es hacer un caramelo, pones el azúcar con una cucharada de agua en una sartén y dejas que se forme el caramelo. Una vez que tengas el caramelo con un bonito color ámbar es la hora de añadir la nata para montar.

Si añades la nata estando fría, se va a solidificar el caramelo, pero no te preocupes, sólo baja la intensidad del fuego y remueve hasta que se deshaga y se mezcle con la nata.
Puedes añadir la nata caliente, pon la nata a calentar mientras haces el caramelo. De esta forma no se solidificará el caramelo, pero ojo, la nata debe estar hirviendo para que no ocurra lo del caramelo.
Sea cual sea la forma en que tu elijas la forma de hacerlo, ten cuidado al hacerlo, ya que como sabes la temperatura con la que manejas los ingredientes es muy alta.

Una vez que ya tienes una crema uniforme y suave, retiras del fuego y añades una cucharadita de mantequilla y remueves nuevamente. Deja que enfríe y ya podrás utilizarlo en tus postres. Al enfriarse, el toffee espesará un poco, adquiriendo una textura perfecta.

Tarta de vainilla y toffee

Tengo más recetas que llevan toffee y estoy segura de que te gustará probar. Personalmente lo que más me gusta es el helado de nata y caramelo, delicioso. Cupcakes de chocolate y caramelo (toffee), nadie va a quedar indiferente ante estas delicias. ¿Te gustan las tartas de queso? Prueba este cheesecake o tarta de queso de chocolate con caramelo, te va a gustar. Y como postre individual, estas mini pavlovas banofee.

Tarta de vainilla y toffee

Vayamos a por la receta completa.

Tarta de vainilla y toffee

Tarta de vainilla y toffee, un delicioso bizcocho esponjoso con sabor a vainilla, relleno de una crema de mantequilla suiza con toffee, y más toffee para adornar.

Course Postre
Servings 8

Ingredientes

Ingredientes para el toffee

  • 90 gr de azúcar moreno.
  • 250 ml de nata para montar.
  • 1 cucharadita de mantequilla sin sal.

Ingredientes para el bizcocho de vainilla

  • 250 ml de leche desnatada.
  • 250 ml de aceite de girasol.
  • 4 unidades de huevos L.
  • 200 gr de azúcar blanquilla.
  • 300 gr de harina todo uso.
  • 1 cucharada de levadura.
  • 1 cucharada de esencia de vainilla.

Ingredientes para la crema de mantequilla suiza con toffee

  • 250 gr de azúcar blanca.
  • 145 gr de claras de huevo naturales.
  • 275 gr de mantequilla sin sal a temperatura ambiente.
  • 2 cucharadas de toffee (que haremos antes y ya frío).

Instrucciones

Elaboración del toffee

  1. Pon el azúcar en un cazo, a fuego lento. Sin removerlo, deja que se vaya formando el caramelo (que se deshaga el azúcar).

  2. Pon la nata a calentar en otro recipiente.

  3. Una vez formado el caramelo, retira la cazuela del fuego, y añade la nata, poco a poco y removiendo rápido y constantemente, hasta terminar con la nata. Ten cuidado con las quemaduras, trabaja con seguridad.

  4. Vuelve a poner la cazuela al fuego. Es mas que probable que se hayan formado grumos en el caramelo, no te preocupes, suele pasar . Ahora con paciencia, con el fuego al mínimo, y sin dejar de remover, estos grumos van a ir desapareciendo.

  5. Una vez que la mezcla está suave y sin grumos, retira del fuego y añade la mantequilla, revuelve bien y deja enfriar.

Elaboración del bizcocho de vainilla

  1. Ponemos a precalentar el horno a 180ºC, y preparamos dos moldes redondos desmontables de 16-18 cm de diámetro. Ponemos papel de horno en la base del molde, y engrasamos con spray o mantequilla y harina. Aviso, va a sobrar algo de masa, que podemos utilizar para hacer unos cupcakes.

  2. En un bol grande, ponemos los huevos con el azúcar, y batimos hasta que clareen y el azúcar quede completamente disuelto.

  3. Incorporamos la leche, el aceite y la esencia de vainilla. Batimos hasta que quede bien integrado. Añadimos la harina junto a la levadura y la pizca de sal. Mezclamos bien.

  4. Repartimos la masa entre los dos moldes que tenemos preparados, no llenando más de 2/3 de la capacidad y horneamos de 25 a 30 minutos. Probamos si está cocido pinchando un palillo en el centro del bizcocho, si sale limpio es que está.

  5. Los sacamos sobre una rejilla y desmoldamos en cuanto sea posible. Primero pasamos un cuchillo por el lateral para desprender lo que esté pegado al borde. Dejamos enfriar completamente sobre una rejilla.

Elaboración de la crema suiza con toffee

  1. En un recipiente, puesto al baño maría, ponemos las claras de huevo y el azúcar, y removiendo constantemente esperamos a que el azúcar se deshaga. Para saber que se ha deshecho completamente, sólo tenemos que coger un poquito de clara entre nuestros dedos, si no notamos ningún grumo, es que está.

  2. Pasamos las claras al recipiente de la batidora, y empezamos a montarlas. Nos va a costar un poco, ya que están calientes, y el recipiente se ha calentado, esto tenedlo en cuenta a la hora de añadir la mantequilla, si las montamos muy rápido y añadimos la mantequilla sin que el recipiente haya enfriado casi completamente, se nos puede derretir. (Si esto pasa, lleva el recipiente al frigorífico, y déjalo unos veinte minutos y sigue).

  3. Debemos montarlo hasta conseguir un merengue duro, ya sabes, el pico que se mantenga arriba.

  4. Bajamos la velocidad al mínimo y empezamos a añadir la mantequilla, que hemos partido en trozos. De uno en uno, y dejando unos segundos entre uno y otro.

  5. La crema empezará a tener pequeñitos trozos de mantequilla y se habrá vuelto mas líquida, está bien. Es posible que es un momento dado pueda parecer que nuestra crema se ha cortado, también está bien.

  6. Subimos la velocidad al máximo, y poco a poco veremos cómo esa mezcla se va convirtiendo en una crema uniforme, y consistente, aunque muy suave (y rica).

  7. Añade las dos cucharadas de toffee que debe estar frío, y bate rápido hasta que se mezcle bien. Termina mezclando con una espátula o cuchara de silicona.

Montaje de la tarta

  1. Ya con los dos bizcochos fríos, el toffee preparado y la crema también. Lo único que nos queda es buscar el recipiente donde lo vamos a presentar.

  2. Ponemos un poquito de crema en la superficie del stand que hemos elegido y ponemos el primer bizcocho. Si el bizcocho tiene pancita, córtala y nivela el bizcocho. Nivela el otro también.

  3. Pon sobre el bizcocho una capa, no muy gruesa, de crema de mantequilla con toffee y cubre con el otro bizcocho.

  4. Pon una capa fina por todo el bizcocho, cubriéndolo por completo y llévalo al frigorífico una media hora, para que se endurezca la crema.

  5. Una vez fría, pon una capa generosa de crema por los laterales y adorna la superficie utilizando la misma crema con una boquilla rizada.

  6. En el centro de la superficie, pon una capa muy generosa de toffee y termina adornando con esas avellanas caramelizadas.

  7. Para hacer las avellanas caramelizas. Haz un poco de caramelo, un caramelo clarito.

  8. Pincha con un palillo una avellana, y sumérgela en el caramelo, para cubrirla con una fina capa.

  9. Sácala y sujétala por el palillo para que el caramelo escurra y forme el hilo. El caramelo endurecerá enseguida y ya solo tienes que quitar el palillo y lista para decorar y comer.

Notas

  • La tarta se conserva a temperatura ambiente resguardada del aire. Puedes meterla al frigorífico resguardada, pero no lo hagas con las avellanas caramelizadas, se puede estropear el caramelo.
  • Recuerda, si quieres un toffee más suave, utiliza azúcar blanca para hacerlo.
  • Puedes guardar el toffee en el frigorífico hasta una semana en perfecto estado, siempre en un recipiente hermético.

Deja un comentario

Calificación





*