Tarta de lima

Tarta de lima fácil y sin horno, un recurso perfecto para días ajetreados o días donde no nos apetece pasar mucho tiempo en la cocina.

Tarta de lima

Esta tarta, como dice el título, es muy fácil. Además de tener muy pocos pasos, también lleva muy pocos ingredientes, que son muy fáciles de encontrar.

Si te gusta el sabor de la lima (en España es la que tiene la piel verde), puedes mirar otras recetas,  que tengo en el blog, además de esta Tarta de lima. La receta de mousse de lima individual, es perfecta para hacerla en tarros de cristal para llevártela a la playa, y la receta de queso y lima , que es una tarta elegante y perfecta para terminar una comida.

Tarta de lima

La base es un poco distinta a lo que se hace habitualmente. Quería probar una base que no se rompiese mucho al cortarla, y quería que llevase el mismo sabor que la tarta, para que no hubiese  mucho contraste.

A la base, he añadido el zumo de una lima, con un poco de gelatina, y ha sido un acierto. No es la típica base que se rompe o desmenuza cuando la cortas, resulta una fina base que se corta con la misma precisión que el resto de la tarta.

Simplemente, he disuelto gelatina en el zumo de una lima, y se lo he añadido a la vez que la mantequilla derretida a las galletas trituradas. La mezcla se ha convertido en una masa ideal para ponerla en la base y parte de los laterales.

Tarta de lima

El cuerpo de la tarta, sólo lleva leche condensada, nata para montar, zumo de lima y gelatina neutra. Y se hace todo con un vaso y una licuadora, no vamos a manchar nada mas (algo que se agradece). Si no tienes licuadora, puedes hacerlo perfectamente con una batidora de varillas, incluso me atrevo a decir, que mezclando manualmente también se puede.

La nata montada que adorna la tarta, es completamente opcional. No supone un complemento necesario para mejorar el sabor de la tarta. Igual que el color verde que tiene, que se obtiene con una gota de colorante, que tampoco es necesario. Pero es cierto que visualmente ambas cosas mejoran considerablemente el aspecto de la tarta.

Tarta de lima

La receta.

Tarta de lima fácil

Natalia
Tarta de lima fácil y sin horno. Una tarta perfecta para el verano, tanto por el refrescante sabor, como la simplicidad para hacerla.
Plato Postre
Raciones 8 raciones

Ingredientes
  

Ingredientes para la base de la tarta

  • 145 gr de galletas tipo digestive.
  • 30 gr de mantequilla derretida.
  • El zumo de una lima.
  • 1/4 cucharadita de gelatina neutra en polvo.

Ingredientes para tarta

  • 370 gr de leche condensada.
  • 175 ml de zumo de lima (3/4 cup, unas 4 limas).
  • 1 cucharada de gelatina neutra en polvo.
  • 500 ml de nata para montar.
  • Colorante verde opcional.

Elaboración paso a paso
 

Elaboración de la base para la tarta.

  • Vamos a utilizar un molde de 18 cm de diámetro desmontable.
  • Empezamos triturando las galletas hasta volverlas polvo.
  • En un vaso, ponemos el zumo de lima junto con la gelatina, y calentamos la mezcla en el microondas para que se disuelva esta.
  • Añadimos a las galletas trituradas, la mantequilla derretida y la mezcla de zumo de lima y gelatina. Mezclamos bien.
  • Extendemos esta mezcla por la base del molde, dejando una fina capa, y por los laterales con el sobrante.
  • Metemos en el frigorífico mientras realizamos la mezcla de la tarta.

Elaboración del cuerpo de la tarta.

  • En un vaso ponemos el zumo de lima con la gelatina, y lo calentamos en el microondas. Sacamos y removemos bien, para que la gelatina se deshaga del todo, y pierda algo de calor.
  • Cuando el zumo esté casi frío, ponemos en la licuadora la leche condensada y el zumo con gelatina. Mezclamos hasta que sea una crema homogénea y haya espesado un poco.
  • Añadimos la nata para montar y volvemos a poner en marcha nuestra licuadora. Se nos va a quedar una mezcla más líquida, pero está correcto. Si vamos a dar un poco de color a la mezcla, añadimos en este momento una gota de colorante, este paso es opcional.
  • Una vez bien combinado todo, pasamos esta mezcla al molde que tenemos en el frigorífico con las galletas.
  • Alisamos la superficie, y damos unos golpes al molde, por si tuviese alguna burbuja de aire. Sólo necesitamos levantar unos centímetros ( 2 o 3 cm ), y luego dejar caer el molde sobre la mesa. Repetimos tres o cuatro veces.
  • Llevamos nuevamente el molde al frigorífico y lo dejamos reposar varias horas.
  • Cuando este cuajada nuestra tarta, pasamos un cuchillo por todo el lateral del molde, (entre las galletas y el molde), y desmoldamos.
  • Cuando vayamos a servirla, podemos añadir nuestra decoración de nata montada. Podemos montar la nata nosotros mismos, o podemos utilizar una que ya viene preparada (como es este caso) y entonces la añadiremos en el último momento.

Notas

  • Es una tarta que queda muy cuajada, se puede coger con los dedos las porciones. Si quieres una más suave, debes rebajar la cantidad de gelatina, quitando un cuarto de cucharada.
  • Si utilizas nata para la decoración, que montas en casa y estabilizas de alguna manera (con queso o gelatina), puedes ponerla con antelación. Si utilizas nata ya preparada (de bote), es mejor que la pongas en el último momento, ya que tiene a bajarse rápidamente.
  • Si quieres otro formato para esta tarta, por ejemplo más baja y cuadrada o rectangular, esta receta es perfecta por lo compacta que queda. Tienes que tener en cuenta, el escoger un molde con unas dimensiones más grandes.
  • ¿Te gustaría ver en el blog alguna receta en especial? ¡Cuéntamelo!

¡Hola! Me llamo Natalia y estas en mi blog de cocina.

Todas las recetas de este blog, están realizadas en una cocina normal con utensilios (mayoritariamente) normales, y con ingredientes comunes.

Si yo puedo hacerlas en mi cocina, tú también puedes

Recetas más populares

Masa de galletas para decorar
Tarta de queso del restaurante La Viña
Flan de claras de huevo
Flan de café fácil y sin horno
Tarta de vainilla
Quesada pasiega
Mantecol argentino
Galletas de mantequilla con chocolate
Buñuelos de Guatemala
Glasa real o royal icing