Cuajada de queso con granada

Cuajada de queso con granada, un postre delicado para terminar una gran comida.

Cuajada de queso con granada

Ya tenemos que empezar a pensar en los menús de Navidad, y he pensado que uno fácil y suave para terminar una de las comilonas de las fiestas, puede ser perfecto.

Es perfecto para postres individuales, y queda muy lujoso a la hora de servirlos en la mesa. Se trata de una cuajada de queso con granada, sabores suaves y delicados al paladar y para nada empalagoso o pesado.

Cuajada de queso con granada

Personalmente las granadas me gustan mucho, y las he utilizado en varias ocasiones para ensaladas, pero nunca había hecho zumo de granada. Es delicioso.

He de reconocer que hay algo bastante costoso cuando vas a utilizar granadas, y es separar los granos… si alguien tiene una fórmula mágica que la ponga en los comentarios por favor.

En cada país o en cada región, hay costumbres diferentes, y postres típicos, pero hay veces que sólo queremos un poco de dulce, algo que no sea pesado después de una comilona.

Si quieres ver algunos postres típicos de otros países, puedes ver la entrada de buñuelos de Guatemala, el mantecol argentino, o el majar blanco de Colombia.

Si quieres ver un postre más espectacular y elaborado, puedes ver el Croquembouche, que hará que todos exclamen algún halago.

Pero no te olvides de esta cuajada con granada, una mezcla de sabores suaves y deliciosos, y una mezcla de texturas con la cuajada, la gelatina y los granos enteros de granada. Una mezcla exquisita.

Cuajada de queso con granada

La receta.

Cuajada de queso con granada

Natalia
Cuajada de queso con granada, un postre delicado para terminar una gran comida. Unos delicados vasos con una fresca y suave cuajada de queso, cubierta con una gelatina de granada natural.
Plato Postre
Raciones 4 raciones

Ingredientes
  

  • 250 ml de leche desnatada.
  • 1 sobre de preparado para cuajada.
  • 6 cucharadas de azúcar blanca.
  • 300 gr de queso de untar.
  • 2 granadas de tamaño mediano-grande.
  • 1 cucharadita de gelatina neutra en polvo.

Elaboración paso a paso
 

  • Preparamos los cuatro vasos donde vamos a presentar nuestro postre. Bien limpios y secos.
  • En una cazuela, ponemos 125 ml de leche, el queso y el azúcar. 
  • Ponemos la cazuela a fuego bajo, y removiendo a menudo, esperamos que el queso se deshaga. Con unas varillas, esto será fácil y rápido. Retiramos del calor.
  • En la leche que tenemos sobrante, diluimos los polvos del preparado de cuajada.
  • Añadimos esta mezcla a la cazuela, removemos y llevamos nuevamente la cazuela al fuego. Sin dejar de remover, esperamos a que empiece a hervir (podemos poner el fuego medio).
  • Una vez que hierva, retiramos del fuego y no dejamos de remover durante 30 segundos más o menos. Esto hará que pierda parte del calor (recuerda que lo vamos a poner en vidrio y el excesivo calor puede hacer que se rompan) y evitará que empiece a cuajar.
  • Repartimos entre los cuatro vasos, y llevamos estos a la nevera. Dejamos que cuajen antes de seguir. En unas 2 horas, podremos seguir con la receta.
  • Mientras cuaja la preparación, preparamos las granadas.
  • Pelamos y separamos los granos de la granada, poniendo especial cuidado en retirar todo los no comestible.
  • Una vez tengamos todos los granos separados, ponemos en el vaso de la batidora 300 gr. (el resto los reservamos para la decoración). Trituramos.
  • Pasamos por un colador, el zumo de granada  que hemos obtenido, para que nos quede completamente limpio.
  • Si ya tenemos nuestras cuajadas solidificadas, podemos preparar nuestra gelatina de granada.
  • Llenamos la mitad de un vaso con el zumo obtenido, y agregamos la cucharadita de gelatina neutra. Removemos, y lo calentamos en el microondas durante un minuto.
  • Comprobamos que se ha disuelto la gelatina y el zumo está bien caliente. Si es así, seguimos con el siguiente paso, en caso contrario, calentamos un poco más.
  • Al vaso con la gelatina caliente, vamos añadiendo el resto del zumo, sin dejar de remover en ningún momento. 
  • Una vez tengamos todo el zumo con la gelatina mezclado, lo repartimos en los vasos que tienen cuajada.
  • Ahora hay dos opciones. Podemos añadir los granos que tenemos reservados para la decoración ahora, y se mezclaran con la gelatina, o podemos esperar a que esta cuaje y añadirlos después. 
  • Nuevamente llevamos los vasos a la nevera, y esperamos a que cuaje todo bien. Mejor de un día para otro.
  • Si no has añadido los granos de granada antes, puedes añadirlos ahora, y listo para servirse.

Notas

  • Dependiendo del tamaño de las granadas, podrás hacer más cantidad de zumo o no. Si crees que te sobran granos para la decoración, puedes hacer más cantidad de gelatina, quedará muy bien y muy rica. Pero recuerda añadir más cantidad de gelatina neutra si la cantidad que añades es bastante significativa.
  • Aguantan perfectamente dos días  en el frigorífico sin que pierda o cambia de sabor.
  • ¿Te gustaría ver en el blog alguna receta en especial? ¡Cuéntamelo!
Keyword cuajada, granadas, Navidad, queso, zumo de granada

¡Feliz día!

¡Hola! Me llamo Natalia y estas en mi blog de cocina.

Todas las recetas de este blog, están realizadas en una cocina normal con utensilios (mayoritariamente) normales, y con ingredientes comunes.

Si yo puedo hacerlas en mi cocina, tú también puedes

Recetas más populares

Masa de galletas para decorar
Tarta de queso del restaurante La Viña
Flan de claras de huevo
Tarta de vainilla
Flan de café fácil y sin horno
Tarta de queso y chocolate sin horno
Galletas de mantequilla con chocolate
Pectina de manzana casera
Glasa real o royal icing
Tarta de queso y chocolate blanco sin horno