Cupcakes selva negra

Ir a la Receta

Estos cupcakes selva negra, es una mini versión del clásico pastel alemán. Un cupcake con un bizcocho de chocolate jugoso y rico, relleno de compota de cereza dulce. Cubiertos con nata montada con un ligero sabor a vainilla y terminan coronados con una dulce cereza. Una maravilla.

Cupcake selva negra

El pastel selva negra, está considerado uno de los pasteles más ricos a nivel internacional. Es de origen aleman y se cree que lleva este nombre por la región de Alemania, Selva Negra, de donde es originario.

Según The Gourmet Journal, el origen cercano de su elaboración data de 1915, cuando el pastelero Joseph Keller preparó la torta para servirla en el Agner Café, situado en la ciudad de Bad Godesberg. Otros dicen que el creador fue Erwin Hildenberg, al frente del Café Walz.

cupcake selva negra

Si eres una persona que te gustan los cupcakes, te animo que visites estas otras recetas. Son cupcakes muy apropiados para verano, muy ricos y coloridos.
Cupcakes de naranja y violetas, un bizcocho de naranja con una flor sabor a violeta. Sí, tal cual has leído, saben a violetas. Para seguir con flores, estos cupcakes de vainilla y rosas, son preciosos y tienen un sabor muy floral. Cuando hice estos cupcakes como prueba, me sorprendieron, primero porque es muy extraño el sabor, pero a la vez te incita a comerlos. Eso si, muy poca cantidad de esencia, porque estas, por lo general son muy potentes.
Y los cupcakes de vainilla con frosting de leche condensada, son preciosos para servir, y muy ricos también.

Cupcakes selva negra

En la receta original, se utiliza el licor Kirsch, y realmente para que se pueda llamar una ‘Tarta Selva Negra’ es obligatorio este ingrediente. Pero ciertamente no todo el mundo puede consumir alcohol, y esta tarta sin ese licor, sigue estando igual de rica. Estos cupcakes selva negra, no te van a defraudar, con o sin kirsh.

Interior con la compota de cereza

La receta.

Cupcakes selva negra

Cupcakes selva negra, la famosa tarta convertida en estos hermosos pastelitos.

Course Postre
Servings 12

Ingredientes

Ingredientes para el relleno de los cupcakes

  • 200 gr de cerezas.
  • 50 gr de azúcar blanca.
  • 2 cucharaditas de licor kirsch.

Ingredientes para el bizcocho del cupcake

  • 120 gr de nata para montar.
  • Zumo de medio limón.
  • 38 gr de cacao en polvo.
  • 90 gr de café caliente recién hecho.
  • 150 gr de harina de repostería.
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato de sodio.
  • 1/2 cucharadita de polvo de hornear.
  • 1/4 cucharadita de sal.
  • 1 huevo grande.
  • 200 gr de azúcar.
  • 55 gr de aceite vegetal.
  • 1 cucharadita de vainilla.

Ingredientes para la cobertura

  • 250 ml de nata para montar.
  • 100 gr de queso de untar.
  • 50 gr azúcar glas o impalpable. Puede variar según el dulzor deseado.
  • 1/2 cucharadita de extracto de vainilla.

Otros ingredientes

  • 12 cerezas con rabito.
  • Chocolate para bañar las cerezas (opcional).

Instrucciones

Elaboración del relleno

  1. Lava bien las cerezas, y divídelas en dos o más trozos. Retira el hueso de la cereza y ponlas en una cazuela. Añade el resto de los ingredientes y pon a fuego lento durante 10 – 15 minutos, hasta que las cerezas estén blandas.

  2. Deja que se enfríe a temperatura ambiente y luego tritura con la batidora hasta obtener una crema uniforme. Pon el resultado en un envase hermético y lleva al frigorífico hasta que tengas que rellenar los cupcakes.

Elaboración del bizcocho del cupcake

  1. Pon a calentar el horno a 175ºC, y pon en la bandeja de los cupcakes las cápsulas / papelitos que más te gusten.

  2. Mezcla el zumo de limón con la nata para montar, y remueve suavemente hasta que veas que la nata espesa. Reserva a un lado.

  3. Mezcla el café aún caliente con el chocolate, remueve hasta que esté muy bien mezclado y reserva.

  4. Mezcla la harina, la levadura, el bicarbonato y la sal. Reserva.

  5. En un bol grande, pon el huevo, azúcar, aceite, la vainilla y la mezcla que tenemos reservada de nata con el limón. Bate hasta que quede un crema suave y bien combinada.

  6. Añade la mezcla de chocolate y café que tienes reservada, y vuelve a batir, hasta que todo esté integrado.

  7. Tamiza por encima la mezcla de la harina y bate a velocidad baja hasta que justo esté mezclado. Pasa una cuchara de silicona por el fondo y laterales del bol para comprobar si quedan restos de harina.

  8. Llena cada cápsula 2/3 de su capacidad, y hornea entre 15-20 minutos. Pincha en el centro del cupcake con un palillo, si sale limpio o con unas pocas migas es que está hecho.

  9. Deja que se enfríen completamente sobre una rejilla.

Montar la nata

  1. Pon a batir la nata a velocidad media y añade el azúcar.

  2. Aumenta la velocidad después de un minuto y bate hasta que veas que casi está montada.

  3. Añade la vainilla y el queso de untar. Bate a velocidad alta hasta que veas que las varillas dejan surcos pronunciados y con un ligero tono amarillo.

Montar los cupcakes

  1. Una vez que todo esté frío, puede empezar a montarlos.

  2. Corta con un cuchillo o un descorazonador de cupcakes (o de manzanas) como 1.5 cm de profundidad por la parte superior de los cupcakes. Rellena con una cucharadita de la compota de cereza, vuelve a cubrir con la parte que habías cortado.

  3. Llena con la nata montada, una manga pastelera provista con la boquilla que más te guste. Yo aquí he utilizado la boquilla rusa nº 39 de decora.

  4. Pon la nata de forma bonita sobre el cupcake. Y termina decorando con una cereza con el rabito. Esta cereza la puedes bañar en chocolate o no, como más te guste.

  5. Guarda los cupcakes en el frigorífico, aislados del aire hasta la hora de servirlos.

Notas

  • Aunque la receta original el uso del licor de cerezas es obligatorio, puedes obviarlo si no te gusta o no puedes tomar licor.

Tengo otras redes sociales, donde pongo otras cositas además. En Facebook hay algo de humor, y en mi Instagram suelo dar más importancia a la fotografía. ¿Te unes? Mil gracias.

¡Feliz día!

Deja un comentario

Calificación





*