Receta fácil de gofres

Receta fácil de gofres, para dos personas. Una receta ideal para un desayuno tranquilo, anticipando un día relajado.

Receta fácil de gofres

Una estupenda, fácil y básica receta de gofres. Lleva ingredientes básicos de la repostería, y la técnica que lleva es muy básica, no tienes excusa para disfrutarlos.

Lo único que es obligatorio, es disponer de una grofera, y es está máquina la que va a decidir que tipo de gofres vamos a poder hacer.
La gofrera que yo tengo, y que es la que he utilizado para esta receta, tiene muy poca profundidad, así que saldrán un gofres delgados, crujientes y muy sabrosos

Receta fácil de gofres

Si eres una persona que prefiere otro tipo de desayuno, puedo recomendarte varias opciones. Si tienes niños en casa, estos cruasanes rellenos de plátano, fresa y chocolate son ideales y seguro que les va a gustar. ¿Quieres algo más clásico? Estas magdalenas de limón son lo que necesitas. ¿Amante del chocolate y con hambre por las mañanas? Prueba estas tostadas francesas de chocolate no te van a defraudar. Y este bizcocho para desayunar en Navidad es especial.

Receta fácil de gofres

Yo tengo una grofera delgadita, y esto hace que los gofres no sean los típicos belgas que nos llaman tanto la atención y que están buenísimos. Estos van a salir delgaditos, como se ve en las fotos, pero están muy muy ricos tostaditos. Y acompañados con fruta y un poquito de azúcar glas, son una delicia..

Receta fácil de gofres

La receta.

Receta fácil de gofres

Receta fácil de gofres. Una receta básica, donde las claras están montadas, para conseguir un exterior crujiente y un interior esponjoso. 

Course Postre
Servings 2
Autor Natalia

Ingredientes

  • 1 huevo.
  • 125 gr de harina.
  • 1 cucharadita de polvo de hornear.
  • 45 gr de mantequilla fundida.
  • 35 gr de azúcar.
  • 180-185 ml de leche.
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla.

Instrucciones

  1. Empieza separando la clara de la yema del huevo, y monta la clara a punto de nieve. Reserva.

  2. Mezcla en un bol la harina y la levadura. Reserva.

  3. En un bol, bate la yema añadiendo la mantequilla fundida poco a poco, hasta que se integre por completo.

  4. Añade la leche, el azúcar y la vainilla y bate hasta que se incorpore.

  5. Tamiza por encima la mezcla de harina y levadura que tienes reservada, y bate hasta conseguir una masa lisa y sin grumos.

  6. Incorpora la clara montada que tienes reservada con movimientos envolventes o con ayuda de un batidor manual de forma suave.

  7. Calienta la grofera como pone en las instrucciones del fabricante y engrásala, ya sea con spray desmoldante o un poco de aceite, retirando el exceso con un poco de papel absorbente.

  8. Pon la suficiente masa como para que al cerrar la tapa, rellene toda la forma sin salirse. En esta grofera concretamente, usé una medida de 1/4 cup. 

  9. Cierras que la tapa y dejas que se haga durante cuatro minutos, se tienen que dorar. 

  10. Pasa el gofre a una rejilla, y dejas que se enfríe un poco antes de servir. Estarán crujientes y deliciosos.

  11. Puedes acompañarlos con fruta y un poco de azúcar glas por encima.

Notas

  • Deben comerse enseguida, aunque deben enfriarse casi por completo. El crujiente se pierde según vaya pasando el tiempo.
  • El tiempo de cocción varía según la profundidad de la grofera que vayas a utilizar, pero suele indicarlo en el manual del fabricante.
  • ¿Te gustaría publicada en el blog alguna receta en especial?¡Dímelo!

Feliz día… #yomequedoencasa

Deja un comentario

Calificación





*