Flan de queso y café (sin huevo)

Flan de queso y café (sin huevo), una receta suave y delicada para terminar una comida.

Flan de queso y café (sin huevo)

Es la receta que viene en los sobres de las cuajadas. Iba a utilizar la cuajada para un postre que tenía pensado, para hacer una prueba, y entonces leí la receta. Me pareció una receta muy sencilla, y que no tenía que estar nada mal. Y la verdad es que no está nada mal.

Flan de queso y café (sin huevo)

Añadí algunos ingredientes, como el caramelo y el café, para que se pareciese un poco a lo que yo tenía en mente. Estuve acertada.

Puedes hacerlo en moldes individuales o en un molde grande, dependiendo de la presentación que quieras obtener.

Este flan de queso y café (sin huevo), en pleno verano, es muy acertado para terminar una comida, sobre todo si hace mucho calor. Es suave, rica, y muy muy fresca. Perfecta.

Si eres una personas que prefiere otros sabores, no te preocupes, te doy algunas ideas. El flan de limón, un sabor típico del verano, o el flan de huevo , el más típico de los flanes. También tengo una receta una poco más elaborada, pero que merece la pena, el flan de queso y piña. O uno genial para aprovechar las claras que nos pueden sobrar de otros postres, el flan de claras de huevo.

Flan de queso y café (sin huevo)

Este flan de café y queso, prácticamente es un mezclar y enfriar.
La receta.

Flan de queso y café (sin huevo)

Flan de queso y café (sin huevo)

Flan de queso y café (sin huevo), una receta suave y delicada para terminar una comida.
Plato Postre

Ingredientes
  

Ingredientes para el caramelo

  • 100 gr de azúcar blanquilla.
  • 1 cucharada de agua.
  • 1 chorrito de zumo de limón.

Ingredientes para el flan de queso y café

  • 1/2 litro de leche.
  • 1/2 litro de nata para montar.
  • 2 sobres para preparar cuajada.
  • 3 cucharadas de café soluble.
  • 150 gr de azúcar blanquilla.
  • 240 gr de queso de untar.

Elaboración paso a paso
 

  • Lo primero que vamos a hacer es el caramelo.
    Ponemos en una cazuela el azúcar con el agua y el limón, y lo ponemos a fuego medio. 
  • Removemos un poco para que se moje todo el azúcar, y dejamos que se forme el caramelo, sin remover.
  • Cuando adquiera el color dorado, lo pasamos al molde o moldes que vayamos a utilizar. Con cuidado de no quemarnos, y sin perder tiempo lo repartimos por toda la superficie rotando e inclinando el molde. Reservamos.
  • Mezclamos los dos sobres de cuajada con 125 ml de leche, removiendo bien. Reservamos.
  • En una cazuela, ponemos el resto de los ingredientes, el resto de la leche, la nata, el queso, el café y el azúcar. Calentamos y removemos con unas varillas hasta que todo se disuelva y se mezcle. Llevamos a ebullición.
  • Una vez que comienza a hervir, lo apartamos del fuego y añadimos la leche con la cuajada. Removemos con las varillas, y lo volvemos a poner al fuego. 
  • Removemos hasta que empiece a hervir, bajamos el fuego y seguimos removiendo durante un minuto.
  • Apartamos del fuego, y seguimos removiendo durante dos minutos más.
  • Pasamos esta mezcla al molde que tenemos preparado con el caramelo. Lo dejamos que enfríe un poco a temperatura ambiente, ya que el molde si es metálico, quemará bastante. 
  • Tapamos con papel film, y lo llevamos al frigorífico un mínimo de tres horas. Aunque de un día para otro está mejor.

Notas

  • La leche que utilizaremos, puede ser normal, semi o desnatada.
  • Para desmoldarlo, lo único que hay que hacer es voltearlo sobre la superficie donde lo queremos servir. No estará pegado gracias al caramelo.
  • ¿Te gustaría ver alguna receta en especial en el blog? ¡Dímelo!
¿Te ha gustado la receta?¡Deja un comentario!

¡Feliz día!

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recipe Rating




Anterior publicación Próxima publicación