Rosquillas de naranja

Rosquillas de naranja, crujientes por fuera, esponjosas por dentro. Con un intenso sabor a naranja, que aumenta cada día que pasa. Si bien, el crujiente dura el día que las haces, siguen esponjosas, suaves y con un sabor exquisito durante varios días.

Torre de rosquillas de naranja

Las rosquillas son el típico dulce de siempre, que casi todo el mundo sabe porque pasa de generación en generación. Yo tengo en el blog otra receta de rosquillas, también muy ricas pero no con sabor a naranja.

Esta receta la vi por casualidad, me salió en youtube sin yo buscarla. Entré en el video y pensé que tenía que probarla. Tube que cambiar unas mínimas cosas de la receta, para adecuarla a lo que yo tenía en la nevera y la cantidad que quería obtener. La receta la vi en el canal de Tartidelicias Ana, el enlace te va a llevar a su receta de rosquillas. Gracias por compartir.

Estas rosquillas de naranja son para ti, si cumples alguna de estas características:

  • Buscas un dulce casero que lleve pocos ingredientes. Y que además, estos ingredientes sean básicos y puedas encontrarlos fácilmente.
  • Te gustan los dulces esponjosos llenos de sabor.
  • Te gusta tener un dulce casero para desayunar todos los días, pero no quieres estar en la cocina todo el tiempo.
  • Te gusta obsequiar a tus compañeros de trabajo o vecinos con dulces cocinados por ti. Puedes llevar una bandeja al trabajo, u obsequiar a la persona que tu quieras metiendo una rosquilla en una bolsa de dulces, quedan monísimas.
  • Te gusta cocinar un día, pero que el resultado se vea durante varios.
  • Quieres un dulce fácil de hacer, aunque este puede ser un poco largo de elaborar.
Ingredientes para las rosquillas de naranja

Ingredientes que necesitas para hacer las rosquillas de naranja:

  • Naranjas. Uno de los principales ingredientes, ya que son las encargadas de aportar el sabor a estas pequeñas maravillas dulces. Este ingrediente es de los más importantes en esta receta, y nos puede pasar que no sea la época de las naranjas, pero tengamos este capricho. Nos va a pasar, que el zumo no tenga tanto sabor y la piel tampoco. No te preocupes, tengo la solución. Si te encuentras en este caso, donde las naranjas no están en su mejor momento, recurre al extracto de naranja. Lo sé, no es completamente ‘natural’, pero es una solución rápida y sabrosa.
  • Azúcar. Su misión, endulzar. Puedes añadirle una cucharada o dos si eres una persona muy golosa, pero tiene el dulzor adecuado. Además, una vez que las fríes, también se rebozan en azúcar, y creo que sería demasiado dulzor. Pruébalas así, con esta medida, y la próxima vez (las harás más veces), decides si añadir un poquito más.
  • Aceite de girasol. Necesitas una parte grasa para que las rosquillas sean suaves y ricas. Un punto por el que me gusta utilizar el aceite, es porque cuando se enfría el dulce, queda más esponjoso.
  • Levadura. Necesitamos que la masa no sea compacta, queremos que sea esponjosa y ligera.
  • Huevos. Utilizados para unir todos los ingredientes y para añadir sabor.
Rosquillas de naranja

Cómo hacer las rosquillas de naranja.

  • En un bol grande, donde puedas amasar, mezclar holgadamente todos los ingredientes, pones todos los ingredientes excepto la harina y levadura. Bates hasta que esté todo bien mezclado.
  • Juntas la levadura con la harina y mezclas un poco.
  • Luego hay que ir añadiendo la harina a la mezcla líquida, de poco en poco, e ir mezclando. Así hasta acabar la harina con levadura. Va a quedar una mezcla pegajosa, y debe ser así.
  • Tapa esta mezcla con papel film y deja que repose media hora.
  • Luego hay que hacer la forma de las rosquillas y freírlas, para terminar rebozándolas en azúcar.

La elaboración, como puedes ver, es bastante sencilla. Sólo hay que tener unos pocos puntos en cuenta.

Puntos a tener en cuenta.

  1. Cada harina asimila una cantidad de líquido. En esta receta esto no es muy importante, ya que la masa debe quedar pegajosa, y con esta cantidad te va a quedar un poco más o un poco menos, pero es difícil que te quede seca la masa.
  2. Para saber si el aceite está caliente, mete una brocheta y pégala al fondo de la sartén. Si salen burbujitas está el aceite preparado. Según vayas friendo las rosquillas, deberás ir bajando el fuego, ya que el aceite irá incrementando la temperatura, y puedes terminar quemando las rosquillas por fuera, sin terminar de hacerse por dentro.
  3. Para que te duren varios días esponjosas y deliciosas, hay que guardarlas en un recipiente o bolsa hermética. Tienes que saber, que el primer día estarán crujientes por fuera, pero cuando las guardes y pasen unas horas, dejarán de estar crujientes, pero seguirán estando riquísimas.
Interior rosquillas de naranja

Estas recetas también te pueden interesar.

 

Torre de rosquillas de naranja

Rosquillas de naranja

Deliciosas y clásicas rosquillas crujientes por fuera y esponjosas por dentro con sabor a naranja. Pocos ingredientes y pasos sencillos para hacerlas y disfrutar varios días de este dulce.
Tiempo de preparación 15 min
Tiempo de cocción 30 min
30 min
Plato Postre
Raciones 25

Ingredientes
  

  • 3 huevos L.
  • Ralladura de 2 naranjas.
  • 10 cucharadas de zumo de naranja.
  • 5 cucharadas de leche.
  • 15 cucharadas de azúcar blanca.
  • 15 cucharadas aceite de girasol.
  • 2 cucharadas de levadura en polvo.
  • 675 gr harina todo uso.

Elaboración paso a paso
 

  • En un bol grande, pon todos los ingredientes excepto la harina y la levadura. Mezcla con unas varillas hasta que todos los ingredientes estén integrados.
  • Mezcla la levadura con la harina.
  • Añade poco a poco, la harina (con la levadura) a los demás ingredientes y mezcla. Ve añadiendo harina y mezclando hasta que acabes con la harina. Te va a quedar una mezcla pegajosa. Es así, la mezcla pegajosa está bien.
  • Tapa con papel film, pegando este a la masa y deja reposar media hora a temperatura ambiente.
  • Pon a calentar suficiente aceite de girasol, para que las rosquillas puedan freírse sin tocar el fondo. Para saber que el aceite está a temperatura adecuada, mete una broche tocando el fondo, si salen burbujitas está caliente.
  • Coge una porción de masa, forma una bola con ella, y luego haz un agujero en el centro y estira hacia los lados con cuidado, ya tienes formada la rosquilla. Ponla en el aceite con cuidado y fríe por ambas partes hasta que esté doradita. Ve sacándolas y poniéndolas sobre papel absorbente.
  • Forma y fríe hasta terminar la masa.
  • Antes de que estén frías, pásalas por azúcar y dejan que enfríen completamente. Sirve cuando quieras.

Video

Notas

  • Puedes sustituir la leche por más zumo de naranja, a partes iguales.
  • Para conservarlas, mételas en un recipiente o bolsa hermética. Pasadas unas horas desde que has guardado las rosquillas en el recipiente hermético, el crujiente del exterior desaparece, pero sigue siendo esponjosa y de delicioso sabor.

Tengo otras redes sociales, donde pongo otras cositas además. En Facebook hay algo de humor, y en mi Instagram suelo dar más importancia a la fotografía. ¿Te unes? Mil gracias.

¡Hola! Me llamo Natalia y estas en mi blog de cocina.

Todas las recetas de este blog, están realizadas en una cocina normal con utensilios (mayoritariamente) normales, y con ingredientes comunes.

Si yo puedo hacerlas en mi cocina, tú también puedes

Recetas más populares

Masa de galletas para decorar
Tarta de queso del restaurante La Viña
Flan de café fácil y sin horno
Tarta de vainilla
Flan de claras de huevo
Mantecol argentino
Tarta Pantera Rosa
Buñuelos de Guatemala
Glasa real o royal icing
Buñuelos de yogur rápidos