Fresas bañadas en chocolate blanco y chocolate de caramelo

Fresas bañadas en chocolate blanco y chocolate de caramelo, con un poco de purpurina por encima, y perfectas para San Valentín.

Fresas bañadas en chocolate blanco y chocolate de caramelo
¿Buscando algo fácil y rico para sorprender a tu pareja? Las fresas bañadas en chocolate nunca pasarán de moda. Lo único que puede cambiar es la forma de decorarlas.

Fresas bañadas en chocolate blanco y chocolate de caramelo

Yo tengo mi propia versión, que por supuesto incluye la purpurina. Purpurina comestible, un producto que todo el mundo debería tener en su casa. Este producto hace que un postre pase de ser un postre rico pero normal, a ser un postre rico y precioso. Recomiendo la purpurina holográfica, que da unos reflejos preciosos, y siempre ‘viste de gala’ cualquier preparación.

Fresas bañadas en chocolate blanco y chocolate de caramelo

He recubierto las fresas con chocolate blanco y chocolate con sabor a caramelo, para que sean distintas, y para esas personas que no les gusta el chocolate negro, que también existimos. ¿Vosotras de qué chocolate sois? ¿alguno en especial?.

Fresas bañadas en chocolate blanco y chocolate de caramelo

Lo primero que tenemos que hacer es lavar las fresas, siempre con las hojas, y las secaremos bien con papel absorbente de cocina. Ahora una pregunta importante, ¿queremos mantener las hojas de las fresas? o preferimos que sea todo comestible. Es cuestión de gustos, pero si las hojas de las fresas están un poco lacias, quítalas sin pensarlo.

Fresas bañadas en chocolate blanco y chocolate de caramelo

Otra cosa que tenemos que pensar es, si queremos que queden planas por un lado, o queden por igual. Si no nos importa que estén planas por un lado, cuando las bañemos en chocolate las pondremos a que se endurezca encima de un papel encerado. Si por el contrario, preferimos que queden por igual como en este caso, debemos insertar un palo de brocheta por dónde estaban las hojas, y después de bañarlas, colocar este palo de forma vertical hasta que solidifique el chocolate.

Estas fresas hay que hacerlas en dos partes, la primera es el simple baño en chocolate, y la segunda parte es la decoración con nuevo chocolate y la brillantina.

Fresas bañadas en chocolate blanco y chocolate de caramelo

¿No te gustan las fresas? Puedes mirar algo más clásico como unos churros con forma de corazón, o unos ricos mielitos con queso y nueces, ¿qué tal unos ricos donuts con forma de corazón?, ¿y esta preciosa tarta con forma de corazón?, también hay unos corazones de frambuesa con queso, y si tienes tiempo y eres un poco mañosa, tengo estas galletas de fresa rellenas de chocolate (ya sé que lleva fresa… pero son taaaaaan bonitas…) que son una autentica delicia tanto en sabor como visualmente.

Pero si te gustan las fresas, y tienes algo de prisa, esta es la receta.

Fresas bañadas en chocolate blanco y chocolate de caramelo

Unas ricas fresas bañadas en chocolate blanco y chocolate de caramelo, y adornadas con purpurina holagráfica para hacerlas más especiales. Un regalo perfecto para compartir en San Valentín.
Plato Postre
Raciones 6 unidades

Ingredientes
  

  • 6 fresas grandes y en su punto.
  • 75 gr de chocolate blanco.
  • 75 gr de chocolate de caramelo.
  • Purpurina comestible holográfica.

Elaboración paso a paso
 

  • Lo primero es lavar las fresas, bajo el grifo y con las hojas sin quitar. Las secamos bien con papel absorbente y retiramos las hojas y el rabito.
  • Pinchamos estas con unos palos de brocheta por donde estaban las hojas, metiéndolo hasta la mitad de la fresa para que quede bien sujeto. Reservamos.
  • Deshacemos el chocolate al baño maría o en el microondas (como te resulte mas fácil).
  • Con ayuda del palo de brocheta y un cuchara, bañamos las fresas. Dejamos que escurra el chocolate sobrante, y pinchamos la brocheta en alguna superficie para que se mantenga de forma vertical. Tres fresas con el chocolate blanco, y tres fresas con el chocolate sabor caramelo. Llevamos al frigorífico para que endurezca el chocolate.
  • Una vez que el chocolate ha solidificado, sacamos las fresas y las dejamos reposar unos diez minutos, para que cojan temperatura ambiente y retirar alguna gota de humedad si se producen. Se retiran esas gotas con papel absorbente.
  • Fundimos nuevamente el chocolate que nos ha sobrado, y lo pasamos a una manga desechable. Cortaremos la punta de la manga para dejar una abertura pequeña, para que salga el chocolate en forma de hilo.
  • Hacemos las líneas dejando caer el chocolate y moviendo la manga de un lado a otro de forma rápida. Hacemos tantas líneas como nos guste. 
  • Seguido espolvoreamos (mejor con un pincel) la purpurina, insistiendo por las lineas, para que se quede pegada.
  • Guardamos en el frigorífico hasta la hora de servir.

Notas

  • Podemos utilizar un dumi para sujetar la brocheta mientras se endurece el chocolate o llenar una bote de azúcar, e introducir el palo de la brocheta allí.
  • Se pueden hacer el día anterior, y guardar las fresas en el frigorífico en un recipiente hermético.
  • ¿Te gustaría ver alguna receta en especial en el blog? ¡Dímelo y hacemos una versión!

¡Feliz día!

¡Hola! Me llamo Natalia y estas en mi blog de cocina.

Todas las recetas de este blog, están realizadas en una cocina normal con utensilios (mayoritariamente) normales, y con ingredientes comunes.

Si yo puedo hacerlas en mi cocina, tú también puedes

Recetas más populares

Masa de galletas para decorar
Tarta de queso del restaurante La Viña
Flan de claras de huevo
Flan de café fácil y sin horno
Tarta de vainilla
Mantecol argentino
Quesada pasiega
Galletas de mantequilla con chocolate
Buñuelos de Guatemala
Buttercream o crema de mantequilla para hacer flores